CabeceraLaDivisa

Indigentes mentales

|

Mi historia de hoy es de indigencia: el tema del día. Ha surgido en Madrid, pero bien valdría para cualquiera de nuestras ciudades con un gran patrimonio artístico a preservar y rentabilizar por el turismo sin escenas degradantes y que además transmitan al ciudadano inseguridad.


Ha sido Esperanza Aguirre la candidata a la alcaldía de Madrid la que ha propuesto, como oferta, acabar con la mendicidad callejera, sobre todo con los “sin techo”.


Naturalmente, lo que así a la pata la llana parece xenófobo tiene un trasfondo humano para teniendo Madrid la mejor red de albergues, y al 50% de ocupación sea allí donde pasen la noche….y más. Sí y más. Porque esos ciudadanos que optan por dormir en la calle también recurren a la vía pública para hacer sus necesidades amén de no tener higiene de ningún tipo.

La pregunta es: si el ayuntamiento les da un techo, una ducha, un wáter ¿por qué entonces lo rechazan? Sencillo, no dan la pena deliberada que pretenden para la petición de la limosna –si es que van por libres- o, lo más importante, no quieren o no pueden salirse de las mafias que los explotan.


Tengo motivos personales más que sobrados para tener ningún afecto por Esperanza Aguirre, y no ir con ella ni a cobrar una herencia, lo he dicho varias veces; pero me parece repugnante cómo los dobermann del Frente popular, cada vez más acusado, han manipulado el mensaje sobre la erradicación de la indigencia tachándola de la peor estofa clasista y sectaria….


La explicación, por encima de la guerra muy sucia política, quizá, es que esta casta se ha dado por aludida como indigentes mentales.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.