CabeceraLaDivisa
El código venteño: lo que va de la ética a la tétrica. Y así llevamos casi toda la feria.

El Código (IBAN)

|

EN CORTO Y POR DERECHO (PJC)


El Código (IBAN)


Ayer, de la legendaria vacada salieron 3 de los que en reino animal se define como ADN: 1º, 2º (bravo, buen toro), 3º tenían el código Ibán que patentara D. Baltasar a partir de células Contreras que luego se fueron mestizando con otras por necesidades del perverso mercado. 

Tal que les 3 últimos, como buey cruzado con mulo.


Y Madrid con su hipocresía taurina fue adalid de un mercado de carne y cuernos prostituyendo los encastes originarios (el código) que por otro lado exige y dice defender.

La cuadratura del círculo. 

Los 3 sirvieron en mayor o menor medida y ese 2º fue un brizna de esperanza en que la simiente, poca, original existe en la dehesa escurialense. 

Todo en tarde rara como de final de temporada, 12 de octubre, en todo. 


Hubo otro código ético que, al amparo del supuesto código Ibán (impostado y absorbido por “la ilustración”) se travistió: negar las sinceras armas de Alberto Aguilar con ese “Camarín” para protestarle la oreja.


Y también otro código “puteado”: el Iván (con v de Vicente), fiel a una tauromaquia seria y seca que dice proteger el fundamentalismo de cartón piedra pero los datos refutan que es de boquilla. Cierto que el mal manejo del descabello lo tapó todo, pero el despropósito del ninguneo ya estaba hecho durante la impecable lidia del “buey” 4º.


El código venteño: lo que va de la ética a la tétrica. Y así llevamos casi toda la feria.




LOS OTROS BREVES DE LA FERIA- Click en relacionados

Es peligroso asomarse al exterior
Dos no regañan si uno no quiere

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.