CabeceraLaDivisa

El Gallo y el palomo

|

El Gallo y el palomo

¡PIN! Por clase y amor propio a Sergio Galán

Se reivindicó en Las Ventas tras quedarse fuera la temporada pasada y tener su primera corrida el 6 de julio en Pamplona. Golpe de autoridad con una cuadra a un gran nivel. Galán y su caballo Apolo pusieron la plaza bocabajo en un par a dos manos. Las tres orejas ejemplificaron una tarde más la talla de este rejoneador infravalorado por las empresas.


¡PAN! Para la ambición de Hermoso de Mendoza

Nadie diría que era su tarde número 2.100. Buscó el triunfo desde el primer momento, con ambición y su elegante estilo a caballo con una doma magnífica de sus caballos. Como si fuera la primera tarde de su vida. Su toreo a dos pistas con Disparate, alternando de costado y llevando al toro cosido, fue de revolución. El público así lo reconoció.


Y ¡PAN! Al frescor de Manuel Manzanares que se sobrepuso a los nervios de la confirmación y se le vio con soltura a caballo. Tuvo en el rejón de muerte su peor enemigo y en el público a su mejor aliado. A este Manzanares nadie le gritó ¡crúzate!


¡PUM! A los rejones de muerte tan desafortunados esta feria

Muchas salidas a hombros se han visto frustradas esta feria por culpa del rejón de muerte en las tres corridas a caballo. Ayer le sucedió a Hermoso de Mendoza y a Manuel Manzanares que podrían haber salido a oreja por toro. ¡PUM! De menor intensidad a la corrida de Fermín Bohórquez... la maldición de las dos tardes es extrapolable a los rejones pues si la primera no sirvió por falta de casta esta de ayer pasó de la movilidad y entrega a pararse casi por completo.


¡FUEGO!, A discreción, al Gallo

La costumbre en corridas a caballo de tirarles un Gallo a los rejoneadores en su vuelta al ruedo propició ayer un espectáculo curioso. Areneros, auxiliadores y casi hasta la Guardia Civil intentaron sacar del ruedo al Gallo que se hizo dueño del platillo tras la primera oreja de Galán. El público lo jaleó como si formara parte del espectáculo más parecido en ese momento a Waku, Waku que a una festejo taurino pues, amén de toros y caballos, en el ruedo tuvimos hasta un gallo y algún que otro palomo en los tendidos.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.