CabeceraLaDivisa
Hacían el paseíllo Miguel Andrades, Alejandro Gardel, Ricardo de Santiago, Carlos Ochoa, Rocio Romero y Calerito ante novillos de Montealto

Alejandro Gardel se lleva el "Alfarero de Plata" en Villaseca de la Sagra

|

ROBERTO GARCÍA-MINGUILLÁN


Esta tarde tenía lugar la final del II Certamen "Alfarero de Plata” en la localidad toledana de Villaseca de la Sagra. En él, se daban cita los novilleros punteros de las Escuelas Taurinas de nuestra geografía y de la geografía internacional para que lidiaban seis novillos de Montealto y se disputaban el premio. Hacían el paseíllo Miguel Andrades, Alejandro Gardel, Ricardo de Santiago, Carlos Ochoa, Rocio Romero y Calerito.


Buen manejo del percal de Miguel Andrades, de Jerez de la Frontera, voluntarioso y con oficio. El novillo, se viene abajo en la muleta, dejando el novillero algunos naturales aceptables. También el aire molestó la labor del novillero. Remató la faena con varios cambios de mano por la espalda, y muletazos con una rodilla en tierra, con desplante incluido y arrancada del animal; aunque, por fortuna, todo quedó en susto. Mató de dos pinchazos y estocada. Finalmente todo quedó en palmas.

Alejandro Gardel brindó su faena a José María Plaza, y comenzó su actuación, con un inicio muy templado; al que le siguieron tandas con largura y mano baja. El animal se quedó corto, y el novillero apostó por ejecutar circulares. Remató con ayudados con alto, ejecutados con torería y majeza, y un bonitos remates por abajo, con mucho gusto. Enterró el acero, en el primer intentó y cortó el primer trofeo de la tarde.

Ricardo de Santiago anduvo en novillero, muy presente en todos los tercios. Realizando un vibrante inicio de faena, toreando con las dos rodillas en tierra y una arrucina muy ajustada. Y más tarde, torear realmente bien al natural, muy largo y con mucho temple y enjundia. Con capacidad y muy valiente se mostró el novillero. Al igual que sus compañeros, el viento le molestó. Mató de una efectiva estocada, pero el fallo con el descabello dejó todo en gran ovación con saludos.

Ante un cuarto eral, con movilidad y fijeza, deslumbró el buen concepto de Carlos Ochoa, solvente y seguro; quién cuajó a este animal, que se empleó con bravura pero con cierto pincante, por la fiereza demostrada, pero que se encontró con un novillero firme y asentado. Mató mal y se esfumó cualquier premio posible.

Se movió con bríos el quinto, y lo aprovechó la cordobesa Rocio Romero, que firmó una notable actuación, entregadísima, desde los primeros compases del trasteo, hasta el cierre, muleteando con las rodillas en tierra. Hubo sinceridad y buenas maneras por parte de Romero, novillero de trazo largo y mucha clase. Mató de estocada entera, aunque delantera, y cortó la oreja.

Eral muy brusco y deslucido el que cerró el festejo, y Calerito, con predisposición y raza, intentó por todos los medios agradar. La pena fue que el viento, por desgracia, fue uno de los protagonistas de la tarde, donde por momentos, se vio torear muy bien.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de "La Sagra”, Villaseca de la Sagra, Toledo. Novillada sin picadores final del certamen "Alfarero de Plata”.

Novillos de Montealto.

Miguel Andrades, ovación.

Alejandro Gardel, oreja.

Ricardo de Santiago, ovación.

Carlos Ochoa, silencio.

Rocio Romero, oreja.

Calerito, silencio.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.