CabeceraLaDivisa

Triunfo a plenitud en la vuelta de los toros a Arcos de la Frontera

|

JOSÉ GUILLERMO CARDONA

Buena corrida de Lola Domecq y los tres toreros en hombros, plaza llena y el público feliz, la fiesta de los toros más viva que nunca.

Sánchez Vara, por orden de antigüedad debía lidiar al primero de la tarde en Arcos de la Frontera; donde hizo el paseíllo desmonterado. Todo es ritual, todo es ceremonia. En respeto a su primera actuación en dicha plaza. Torero de los tres tercios, recibió al toro con unas buenas verónicas, se peleó en el caballo el astado, metió la cabeza en el quite con el capote por chicuelinas ajustadas y en banderillas persiguió, así mismo, lo hizo en la muleta. Deslizándose con decisión y humildad, lo exigió: Vara hasta que empezó a buscar tablas el de Lola Domecq. Ya la faena estaba hecha.

El segundo toro de tarde, fue de pronto el menos potable pues siempre busco las tablas y se vencía por el pitón derecho, El Arqueño, torero local, quien toreaba hoy el primer toro de su temporada, pecó de ganas y se vio arrollado al empezar la faena de muleta de rodillas. Se puso en pie y se fue a dar la cara, en su casa, con su público así no estuviera toreado había que triunfar y así dos buenas tandas y estocada entera, para recibir el cariño de los de su tierra con una oreja.

Otro que se presentaba en la plaza y en el país taurino: España. José Arcila, había llegado con el esportón cargado de sueños tras dejar su Manizales del alma. Con los nervios usuales de su presentación, fue solventando y tirando la tarde para delante, porque el toro en un fuerte golpe contra el burladero, pareciera que tuviera un problema de motricidad. Con técnica, ganas y buen toreo, sobretodo por el pitón derecho donde los muletazos fueron más largos y después de una buena estocada sumó a su tanteador.

El cuarto fue el mejor toro de la tarde, con el que Sánchez Vara, estuvo muy bien; lidia completa, con suerte de la garrocha en las banderillas, lo que metió al público de lleno en la faena. El buen toro se desbordaba en la embestida y eso lo aprovechó el torero que le toreó de rodillas y en redondo, se fue a los medios con el ejemplar, que seguía embistiendo por bajo, apretó: Vara, hasta que el toro empezó a buscar tablas, pero el diestro muy inteligente le ganaba el paso y no le quitaba la muleta de la cara; muy bien Sánchez Vara, pinchazo y estocada, para recibir dos orejas y un rabo.

El torero de la tierra no se podía quedar atrás, no importó el no haber podido torear antes, el venir a su única tarde del año; era la oportunidad y la vida por delante. Pues se llenó de valor y una larga cambiada de rodillas fue el abrebocas a una labor de pundonor. Cambio la muleta por una rosa blanca: la muerte o la gloria y armado por la rosa se echó entre los pitones para cobrar: dos orejas y rabo.

Cerraba ahora con el listón alto y un compromiso más que grande. José Arcila, así lo tomó, larga de rodillas, verónicas, quitó por talaveranas y con la muleta se lo dejó venir de largo, para esperarlo de rodillas, al ponerse de pie dos tandas por derecha y otro par por naturales. Estocada y dos orejas para el colombiano.

Tarde triunfal en Arcos de la Frontera, los tres toreros en hombros y un toro de vuelta al ruedo.

FICHA DEL FESTEJO
Arcos de la Frontera, Cadiz: corrida de feria. Más de 3/4 de entrada. Toros deEl Torero: bien presentados en general, el cuarto de vuelta al ruedo.

Sánchez Vara: Dos orejas y Dos y rabo.

El Arqueño: oreja y dos orejas y rabo.

José Arcila: oreja y dos orejas.

INCIDENCIAS: los tres toreros salieron por la puerta grande al terminar el festejo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.