CabeceraLaDivisa
Juan Bautista sale en hombros por la de los Cónsules tras cortar cuatro orejas. Ponce detalles sin lote y Garrido muestra credenciales de figura, ante una noble aunque desigual corrida de Torrealta

Juan Bautista, Cónsul de Nimes

|

EMILIO MÉNDEZ


A las once y media de la mañana trenzaban el paseíllo en elColiseo Romano de Nimestres espadas de enorme interés para el aficionado.Enrique Ponce, Juan Bautistay el confirmanteJosé Garridolidiaban una corrida de Torrealta para abrir boca en lo que a corridas de toros se refería.


Inicio muy torero del confirmanteGarridorodilla en tierra ante el primerTorrealtade la mañana. Meció con suavidad a la verónica para luego rematar con una larga de gran exposición y verdad. Actitud y valor deGarridoante un toro con nobleza pero exento de transmisión. Le puso alma a una faena en la que consiguió extraerle muletazos hondos y encajados al deTorrealtapor ambos pitones, en una faena que caló en los tendidos. Cerró por ajustadas bernardinas de gran exposición y verdad. Tras pinchar hasta en tres ocasiones su resultado quedó en ovación con saludos.

Resultó aplaudido de salida por su impecable presentación el segundo de la mañana, un animal al que le costó desplazarse en el capote del de Chiva pero que cumplió en el tercio de varas. Estuvo muy por encima Enrique Ponce de un deslucido animal de la divisa gaditana. Faena de manos a más, en la que Ponce fue construyendo dicha faena a base de temple y paciencia. A base de sobarlo consiguió sacar agua de un pozo que parecía vacío, templó en buenos derechazos al de Torrealta, el público valoró la faena por el merito que tenía, ya que el toro no era nada fácil. Tampoco ayudó el viento, presente en toda su faena. Tras rematar de una buena estocada fue ovacionado.

Dos orejas le cortó Juan Bautista a un enclasado y noble toro de Torrealta. Entendió perfectamente el francés al buen toro de la divisa gaditana para enjaretarle una faena técnica y templada. Acertó en cites y colocación ante un toro que pedía suavidad y muñecas de seda. Faena en la que fue ahormando al animal hasta llegar al cénit de la misma en dos tandas de gran toreo. Se conjugaron toro y torero en una faena de gran calado en los tendidos. Tras una estocada recibiendo cortó el doble trofeo.

Se impuso a base de esfuerzo y verdad Enrique Ponce al cuarto de la tarde. Un toro exento de raza y clase al que el torero valenciano acertó a torear en el tercio. El viento racheado -tan usual en Nimes- molestó durante toda la faena. Embistió de forma desigual el ejemplar de Torrealta, siempre picando por dentro y sin humillar. Acertó Ponceen terrenos y distancias para ejecutar una faena sobria y elegante ante un animal que acabó parándose por su patente falta de raza. Porfió el torero de Chiva en una faena que no llegó a tomar vuelo. Tras la estocada escuchó palmas por parte del público.

Volvió a cortarle las dos orejas Bautista al segundo de su lote, un animal con franqueza y calidad del hierro deTorrealta. Lanceó suavemente de salida, lo llevó por chicuelinas al pasa al caballo. Garrido se lució en un quite por tafalleras de gran verdad. Faena de entrega y poder la realizada por Bautista ante un animal con clase y humillación por ambos pitones. Los naturales viajaron largos y cadenciosos, templó de forma exquisita al noble animal. Por el derecho las series tuvieron exigencia y mano baja ante un animal agradecido y a más. Bautista cuajó una buena faena, tuvieron sabor los remates por abajo, pases de desdén, trincherazos, todo muy en torero. Tras una buena estocada recibiendo el publico nimeño premió actuación con dos apéndices -quizás un premio algo excesivo-. Palmas para el buen toro de Torrealtaen el arrastre.


Dispuesto y con entrega estuvo Garrido ante el sexto de la tarde, un animal con nobleza pero justo de raza. Dibujó buenos pasajes el torero extremeño, gustó en Nimes su concepto del toreo, siempre enganchando las embestidas adelante y llevándose los muletazos detrás de la cadera. Pese a no tener un toro propicio si dejó detalles, muletazos encajados ante un toro de escaso poder. Dejó también muletazos sueltos en las postrimerías del la faena. Tras pinchazo y estocada escuchó palmas por parte del respetable tras sonar un aviso.


FICHA DEL FESTEJO

Coliseo Romano de Nimes. 2ª de abono. Algo más de media plaza.

Toros deTorrealta,bien presentados, nobles aunque justos de raza. Destacaron los lidiados en tercer y quinto lugar por su clase y buena condición.

Enrique Ponce(Sangre de toro y oro): Ovación con saludos y palmas

Juan Bautista(Caña y oro): Dos orejas y dos orejas

José Garrido(Azul Rey y oro): Ovación con saludos y palmas tras aviso

GALERÍA Y VÍDEO: EMILIO MÉNDEZ

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.