Fernando Robleño:" No, con mayúsculas. No se valora por parte de los empresarios las corridas que mato”

|


FERNADO ROBLEu00d1O


Fernando Robleño:" No, con mayúsculas. No se valora por parte de los empresarios las corridas que mato”




“De momento, tengo dos festivales y no tengo ninguna corrida. Espero que la corrida de Navas del Rey no haya sido la última”


“Soy torero y yo me siento torero. El torero se tiene que sentir artista”


“Cuando entreno o cuando toreo de salón, yo sueño con el toreo que pienso que es el mejor, el más bonito. Yo no entreno de salón pegando zapatillazos o dando carreras”


LA ENTREVISTA

POR ALEJANDRO M. CARABIAS



Charlamos con un torero que se ha ganado el pan y los contratos por su esfuerzo y sacrificio, al que no le han regalado nada. Hablamos con Fernando Robleño.


¿Qué balance hace de la temporada?


Bueno, pues, de momento, por desgracia corto porque llevo seis corridas de toros nada más. Hace año se toreaba bastante más.

Creo que ha habido dos partes, dos tramos. Por un lado, ha habido dos tardes muy duras como la de Céret y Cenicientos con una corrida de Raso de Portillo y otra concurso, respectivamente. Estas dos tardes han sido las más difíciles y complicadas por los toros que me han tocado en suerte. Pero, el resto de las tardes ha sido muy positivo. Empecé la temporada en Zafra, con una corrida de Pereda. Llevaba sin torear casi dos años y me encontré fenomenal, pude cuajar al primer toro. Fue una tarde muy importante.

Después, toreé un corridón de Valdefresno, de mucho trapío, en Añover de Tajo y, además corté las dos rejas a mi segundo toro. Fue una tarde muy bonita. Al día siguiente, fui a Cuéllar con una corrida de Pablo Mayoral. En esa corrida me embistió un toro de santacoloma, por el lado izquierdo, fenomenal. Estuve muy a gusto. Y, por último, la tarde en Navas del Rey fue una tarde importante para mí y gracias a Dios tuve suerte y me rodaron las cosas como yo quería.


¿La temporada ha acabado en Navas del Rey o queda algún compromiso?


De momento, tengo dos festivales. Corridas no tengo, hoy en día, pero estoy esperando a la decisión del jurado para entrar en la semifinal de la Copa Chenel. Estoy tranquilo con el deber cumplido y te crees que no vas a torear, pero yo confío en torear un par de corridas de toros. Ojalá más, pero espero que no haya sido la última corrida la de Navas del Rey.


¿Se siente valorado por los empresarios?


No, con mayúsculas, no se valora para nada. Los aficionados, los profesionales y la prensa sí. Este grupo si que te valoran.


¿A qué se debe? Antiguamente, un torero toreaba triunfaba con el denominado encaste minoritario y podría optar a otro tipo de carteles…


Esa pregunta habría que hacérsela a los empresarios. Te pueden decir que no va la gente a la plaza, pero estamos viendo que muchas corridas de toros de figuras y hay poquita gente. Yo creo que estamos en un momento bueno para dar variedad a la fiesta y darle gusto al aficionado. Y, sobre todo, hacer carteles con diferentes toreros. Antiguamente, un torero como yo, y con el curriculum que tengo a mis espaldas, habría carteles a las figuras. ¿Por qué no puedo torear con dos figuras del toreo, abriendo el cartel? Es un circulo que está muy cerrado y no beneficia a la fiesta y al futuro de la fiesta, que es por el que tenemos que mirar todos. También, se están haciendo desafíos, se dan oportunidades a ganaderías que lidian menos, que a lo mejor embisten menos y somos los toreros los que lo pasamos mal. Además, son ganaderos de toda la vida y ellos llevan seleccionando el toro que ellos creen. Pienso que merecen su sitio, su hueco y su respeto.


¿Te ha podido llegar a minar la moral, al pensar en ese encasillamiento en el que se encuentra?


Te mentiría si te digo que no. Yo soy torero y me siento artista. Yo sueño con el toreo que pienso que es el mejor, el más bonito, el más puro…Yo no entreno de salón pegando zapatillazos o pegando carreras y levantando polvo. Yo entreno soñando el toreo y como me gusta torear un toro. Lógicamente, al tipo de corridas que me tengo que enfrentar me lo permiten muy poquito. Cuando me lo permiten, intento desarrollar el toreo que me gusta. En ese tipo de corridas, que son muy bravas, embisten un porcentaje mayor. Claro que tengo la ilusión de torear ese tipo de corridas. De momento, llegan pocas.


El año pasado, habrías cumplido 20 años de alternativa, ¿Había algo bonito para conmemorarlo?


No había nada preparado. Si cuadraba alguna cosita bonita poderlo hacer. Pero en mi caso, dices de hacer una gesta, pero ¿Qué gesta voy a hacer? Si cada día hago una gesta, prácticamente. Mi gesta seria matar una corrida de Garcigrande o Cuvillo (entre risas) …Me hubiera hecho ilusión volver a torear donde tomé la alternativa, Torrejón de Ardoz. Algo especial si que me hubiera gustado, pero no había nada.


¿Hay algo para el año que viene?


Tampoco hay nada. Hombre, Las últimas corridas han tenido repercusión. Para mí, lo más importante es que se hable de Robleño como un buen torero que sabe torear y que torea bonito, despacio y con el alma. Aquí hay que ponerle el alma y dejar de tanta técnica y ponerle el sentimiento y entrega que es cuando el hombre que está sentado en la piedra se entrega.


Eso lo pudimos ver en la tarde de los desafíos, con el toro navarro…


Bueno, me emociono nada más de pensarlo. Esa tarde va a marcar mucho. Esa tarde puse el alma y me entregué con el corazón. Al final, el toro me lo dio. Al principio, el toro me lo puso muy difícil, pero se entregó a última hora y pude dar doce muletazos que tuvieron mérito.


A todo el mundo que había allí, no se le va a olvidar nunca. 



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.