Sangre y sudor colombiano en el festejo nacional en Medellín

|




DVI8 cHXcAk7eIz


LUCAS MORALES / FOTOS: MIGUEL MORALES

Hoy era la tarde de los toreros colombianos, es una tarde especial, porque para muchos estas corridas de ferias grandes significan una entrada importante de dinero, y una oportunidad de conseguir más contratos. Todas esas ilusiones y esas ganas se veían en los ojos y en las miradas en el patio de caballos. Cuatro matadores de toros y dos novilleros iban a salir a hacer el paseíllo para enfrentarse con un encierro del Manzanal, ganadería que trajo 4 toros y 2 novillos bien presentados, pero que plantearon retos y dificultades que no se pudieron resolver de la mejor manera.

Por orden de antigüedad, le correspondía al matador caleño Guerrita Chico abrir plaza con Mariano, un toro bien presentado pero manso. Con el que pudimos ver un torero con ganas, con oficio y con ideas, que supo entender el comportamiento del animal. Sin embargo la mansedumbre del toro fue manifiesta durante toda la lidia y esto se estrelló completamente con la idea de un torero que quería someter y mandar buscando tandas más largas y con más ligazón. Nada de esto fue posible y todo terminó con un aviso desde la presidencia.

1 Comentarios

1

Se llenó 1/5 de plaza, menos de 1.500 personas

escrito por Luis 04/feb/18    14:49

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.