El alma de Ferrera y el valor de Roca Rey salen a hombros de El Puerto

|



EMILIO TRIGO / FOTOS: EVA MORALES


Arrancaba el fuerte de la temporada en la Plaza Real de la ciudad gaditana de El Puerto de Santa María en la tarde de este viernes. Juan José Padilla, Ferrera –en sustitución del herido José María Manzanares- y Andrés Roca Rey hacían el paseíllo en el emblemático coso portuense con un encierro de Juan Pedro Domecq como materia prima ganadera para la ocasión.


Padilla recibió antes del iniciar el festejo de La Asamblea Taurina de Cádiz y de manos del Alcalde de El Puerto, un cuadro conmemorativo al cumplirse 20 años desde que Juan José Padilla, estoqueó por primera vez la corrida de Miura en la Plaza Real


Juan José recibió al abreplaza con delicado lancear de capote. El jerezano estuvo muy suave a la verónica donde imprimió gusto y cadencia. El Juan Pedro pareció estar lastimado de manos y manifestó demasiada blandura algo que enfado al respetable hasta solicitar de forma insistente la devolución. Cuidó Padilla al toro en el caballo y compartió un precioso tercio de banderillas con Ferrera. Diabluras y estética con los garapullos. Juan José brindó al respetable una faena muy suave, templada y de buen gusto. Padilla ahorno una faena clásica, de mano baja pie ambos pitones y poniendo en liza la transmisión que le faltó a su noble oponente. Toreo con extremada suavidad y estoqueó arriba. Faena merecedora de premio pero acusó el síndrome de abrir plaza. Ovación tras aviso.


2º al corral por invalidez. 2º Bis misma ganadería Ferrera lo recibió intentando estirase a la verónica pero el astado salía suelto por el derecho. Correntón al ver el camino abierto por ese lado. Un sobrero bajo aunque muy amplio de pitones al que no se castigó en varas y que cuajaron un gran tercio de banderillas Ferrera y Padilla. Sensacional tercio cerrando el extremeño con un gran par por dentro de mucha exposición. Antonio Ferrera dibujó el toreo a relanti ante el dicil que abrió su lote. Todo lo que hizo el extremeño fue con mucha torería y valor. Ferrera puso el alma en cada templado natural y en cada enorme derechazo. Una faena que estuvo regada por una gran dosis de técnica, puesto que el toro necesita de la misma. Antonio fue capaz de llenar la Real Plaza de tanta belleza que cautivó a la entregada parroquia. Faenón de muchísimos parangones ante un buen toro con durabilidad pero con la fortuna de ser toreado por un exquisito Antonio Ferrera. Espadazo y dos orejas tan grandes como su corazón torero.


No rompió el tercero en el capote de Roca al plasmar la verónica a pies juntos. Sin embargo, tras la oportuna vara, se quiso desplazar en los medios y Andres pasajeó de forma inverosímil con el percal. La exposición hizo que la plaza estallara en un clamor. Saludó en banderillas Juan José Domínguez. La faena la inicio de la misma forma que con el capote a pies juntos y clavado en el albero. Poco a poco fue imprimido intensidad a su variado trasteo con pasajes por ambos pitones. Un quehacer de muletazo mandón y muy por bajo en la tres cuartas partes de labor. Después el toro perdió ritmo y Andrés pasó a ponerse en cercanías donde la exposición y la imposición del peruano fue palpable ante uno venido a menos. Estocada y oreja al valor de Roca Rey.


Salió a por todas un enrrazado Padilla ante el cuarto. A este le sopló varias largas cambiadas en el interior del tercio y posterior ramillete de verónicas muy personales. Compás y cintura al son que volaba el capote. Cumplió en varas el segundo del lote del


Jerezano y tras salir Juan José aprovechó para interpretar un quite por faroles de categoría. Padilla, cuajó un pasaje bellísimo por ese palo. Además su tauromaquia subía enteros con un sensacional tercio de banderillas que apunto estuvo de costarle un disgusto. Espero en exceso el Juan Pedro y soltó la cara con protesta al diestro. Ahí a pareció un salvador Mambrú para evitar mayores consecuencias. Juan José llegó al final de su lidia con todo a favor menos la presidenta que negó la segunda oreja al final de su entregada faena. El jerezano brindó a Galloso para después ahormar una faena llena de personalidad y fiel a su concepto de raza y pundonor. Además, Padilla de imprimir recursos le dio fiesta con desplantes y un torero de alta exposición. Padilla aderezó todo su quehacer con buen muletear por ambos poniendo mucho gusto. Mete saca y estocada arriba. Oreja con fuerte petición de segunda.


Al quinto Ferrera lo recibió con amplitud de capote y buenas verónicas pero sin redondear el saludo. Ahora bien, el quite al relance del caballo fue de órdago. Tremenda plasticidad. El tercio con los palos muy personal con un par al quiebro muy de gentes. El penúltimo de la noche fue un 'saborio' en toda regla. Astado que no quiso tirar para y al que faltó celo. Careció de la raza necesaria el quinto para dar rodillo a Ferrera que tuvo que ofrecer la versión del amasado oficio. Hubo tiempos para la espera, para no perder la confianza puesto que con menos no se pudo hacer más. Los medios muletazos ofreciendo el pecho, acompasando que no acompañando y poniendo paladar en todo hicieron de una media faena una labor con mucha personalidad. Oreja tras inventar una faena que nadie presagió.


Roca Rey cortó dos orejas al sexto. Un tiro encastado que le propinó une enorme voltereta en el quite. A pesar, repitió poniendo quite toda su raza ante el sexto. Faena de poder, testiculina y exigencias. El peruano cuajó una faena con toda su personalidad para amarrar un triunfo legítimo y de mucha exposición por las teclas del cierraplaza. Espadazo hasta gamuza y dos orejas.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de El Puerto de Santa María, Cádiz. Tercera de abono. Corrida de toros. Más de tres cuartos de plaza.

Toros de Juan Pedro Domecq.

Juan José Padilla, ovación tras aviso y oreja.

Antonio Ferrera, dos orejas y oreja.

Andrés Roca Rey, oreja y dos orejas.

FOTOS: EVA MORALES

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.