Perera, en momento brutal, a hombros con cuatro orejas junto a De Miranda en Huelva

|



PABLO LÓPEZ RIOBOO

Sebastián Castella, Miguel Ángel Perera y David de Miranda eran los encargados de hacer el paseíllo esta tarde en la segunda de la feria de Colombinas de Huelva. Un encierro de Torrealta era la materia prima ganadera para la ocasión.

El temple y la despaciosidad fueron las premisas esenciales en el toreo de un reposado Castella ante el noble y sosito primero. Lo lanceó con temple en el recibo de capa, verónicas de fino trazo ante un animal muy justo de poder. Basó su faena en la mano derecha, por ahí tomo con calidad la muleta el animal. Por el izquierdo bajó la faena debido a las defensivas embestidas del toro. Tras una buena estocada saludó una ovación desde el tercio.


Las hechuras marcan mucho en las ganaderías y Legionario fue un toro impecable en su fenotipo y con grandes cualidades. Lo lanceó con primor a la verónica, para luego dejar un quite de gran ajuste. En la muleta acometió con celo y humillación a la poderosa muleta de un Perera que se rompió en muletazos hondos. Le exigió por abajo al toro y este respondió en series de gran importancia. Cuajó al importante Torrealta en una labor que no hace sino reafirmar el estatus de figura del toreo que posee Perera. El final de faena enroncandose al toro en una baldosa enloqueció a los tendidos. Hubo leve petición de indulto para un toro q acabó rajandose. Tras la estocada Perera cortó las dos orejas y se premió con la vuelta al ruedo al animal. Saludó Curro Javier tras dos pares de gran tontería y exposición. La Lidia de Javier Ambel fue de seda.


Otro toro interesante de Torrealta salió en tercer lugar, con un punto más de fiereza que su hermano pero menor calidad, tuvo delante a un David de Miranda que expuso una enormidad en una faena que transcurrió por el sendero de la firmeza de plantas y un valor seco apabullante. Tanto con el capote como con la muleta se ciñó al toro hasta rozar la taleguilla en una clara muestra de valor seco. Si bien es verdad que no fue una faena de despaciosidad y temple, por la encastada y en cierto punto pegajosa embestida del animal, si tuvo un merito importante. Toro que descubre a los toreros y saca a relucir sus vulgaridades, pero en este caso no fue así, ya que el torero onubense tiró de raza, temple y valor a prueba de bombas para someter al animal. La espada le privó del doble trofeo. Oreja para Miranda y gran ovación para Inconsciente. Saludaron montera en mano Manolo Contreras y Pedro Muriel.


No pudo subirse al carro del triunfo Castella con el jabonero cuarto. Un toro tan noble como con falta de poder. Lo cuidó el francés en los primeros tercios para más tarde apostar por el animal. Suave fue su inicio de faena ante un toro que pese a tener poca fuerza acometía con cierta clase. Faena de más a menos de un Castella que no consiguió levantar un trasteo ante un toro que bajó la persiana antes de tiempo. Tras una media en buen sitio se le pidió la oreja, saludando finalmente una cariñosa ovación.


Volvió Perera a dar otro golpe de autoridad en el.quinto, un toro humillador y de una gran profundidad. Volvió a lucirse con la capa, primero en el saludo por verónicas y luego por su quite de gran temple y despaciosidad. Con la muleta llevó siempre sometido a un Torrealta de nota en un trasteo sin fisuras. Enloqueció a La Merced en tandas largas y hondas, en la que llevo.embebido al animal en la franela. Por el izquierdo en toro no tenía la misma profundidad que mostró por el otro pitón, lo que no fue óbice para que el extremeño lo cuajara por ese pitón. Volvio a finalizar faena entre los pitones en muletazos de una seguridad aplastante. Dos orejas y gran ovación para Calorino en el arrastre.
Saludaron Barbero y Ambel en el tercio de banderillas.


Tiró de raza David de Miranda para arrancarle una oreja al arisco y descastado sexto. Anduvo variado con el capote y muy por encima de un toro con genio. Imposible fue por el izquierdo, mientras que por el.derecho si consiguió sacarle tandas meritorias. Tras una estocada caída cortó la oreja que lo sacaría en hombros.


FICHA DEL FESTEJO


Plaza de toros de La Merced, Huelva. Segunda de la feria de Colombinas. Corrida de toros. Dos tercios de plaza.

Seis toros de Torrealta, de vuelta el segundo.

Sebastián Castella, ovación y ovación.

Miguel Ángel Perera, dos orejas y dos orejas.

David de Miranda, oreja y oreja. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.