Talavante pide libertad a golpe de natural en el Coliseo Balear

|


PACO OJADOS


Tenía lugar en la noche de este jueves la última corrida de toros en el Coliseo Balear de Palma de Mallorca antes de la incertidumbre suscitada por la polémica ley aprobada por la izquierda en el Parlamento y si el fallo del TC sobre la vuelta de las corridas a Cataluña tumbaría esta prohibición. Mientras tanto, a las nueve y media hacían el paseíllo Paquirri, Alejandro Talavante y Cayetano frente a un encierro de Núñez de Tarifa.


Comenzó la corrida con una ovación para Paquirri antes de que saliese el primero. Falló a espadas por dos pinchazos antes de un volapié. El abreplaza fue un toro noble de Núñez de Tarifa, y muleta en mano, el torero de dinastía anduvo muy templado por ambas manos, pero el acero le quitó las orejas. Ovación para toro y torero. Antes, había banderilleado con solvencia y brindado al respetable mallorquín su labor. No sirvió el cuarto de la tarde, un toro colorado que tuvo muy poquita fuerza y terminó parado en la muleta, por lo que el respetable terminó pitándolo en el arrastre. Antes, había destacado a la verónica Paquirri y en banderillas, pero muleta en mano no pudo hacer faena. Además, pinchó en cinco ocasiones, lo que no gustó al aficionado. Silencio.


Lo dejó todo pendiente Talavante para el segundo de su lote. Deslucido el de Núñez de Tarifa, hasta en cuatro ocasiones se echó. Imagen penosa de un toro doblando antes de llegar a media faena. Erguido por faroles lo recibió el extremeño, y luego en un quite por chicuelinas. No dio ningún juego el animal. Gran faena dejó al quinto de la tarde, al que le cortó las dos orejas. Fue un toro que sirvió para la muleta pese a que se rajó al final. Salió indefinido de capa y, tras el paso testimonial por el caballo, puso al respetable de su parte en un espléndido quite por saltilleras. Muleta en mano, brindó al público y dejó un trasteo completo. Inició por pases cambiados por la espalda y, ya en el toreo fundamental, anduvo preciso y precioso por ambas manos. El final por arrucinas puso a Palma de su parte y, espada en mano, el extremeño dejó un estoconazo hasta las cintas antes de pasear doble premio.


El tercero de la noche fue un castaño noble pero sin fuerza. Le sobró hasta el picotazo que recibió. Se lució con él Cayetano de capa, toreando con soltura y buenas formas a la verónica. Muleta en mano, Rivera, tras brindar a la infanta Elena, el toro no tuvo transmisión ni fuerza. El posible trofeo lo perdió al pinchar en tres ocasiones. Silencio. La entrega del torero de dinastía tuvo premio en el sexto. Fue un toro soso, que no transmitió, pero a base de muletazos de uno en uno, cruzándose, le cortó una oreja a base de una estocada desprendida. Antes, de capa, se lució Cayetano tanto a la verónica como en un quite de compás abierto.


FICHA DEL FESTEJO

Coliseo Balear. Palma de Mallorca (Baleares). Segunda corrida de la temporada. Unas 7000 personas en los tendidos.

Toros de Núñez de Tarifa.

Rivera Ordóñez "Paquirri”, ovación y silencio.

Alejandro Talavante, silencio y dos orejas.

Cayetano, silencio y dos orejas. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.