Única oreja para Chacón el sábado en Vic Fezensac

|



Nunca pensé que escribiría una crónica titulada de esta manera, y he tenido que venir a presenciar la Feria de Pentecostés en Vic-Fezensac para ello, feria también denominada Feria del Toro y… con razón. Tras la suspensión después de la lidia del segundo novillo en la matinal de hoy, por las inclemencias del tiempo que provocaron un deterioro del coso, ha tenido lugar la segunda de abono y primera de toros. Con casi lleno en los tendidos hicieron el paseíllo "Paulita”, Octavio Chacón y Alberto Lamela, dispuestos a lidiar astados de Dolores Aguirre. Más varas he visto hoy que en lo que llevamos de temporada.

Gran cara tenía el primero en salir al ruedo al que Paulita lo recibió a la verónica echándole las patas para arriba su oponente. Efectuó un quite por chicuelinas tras la segunda puya. Estuvo mal picado y el toro cabeceando en el caballo. Dobló las manos en banderillas. En seguida mostró su temperamento en la muleta. El maño se conformó con que acudiera a los cites e intentar pasarlo de cualquier forma. Un baile se marcó durante toda la faena. Mal toro y torero, toreando a distancias. Lo despachó de media tras citar sin bajar la mano, como no lo hizo anteriormente. Pitos al toro y silencio para el zaragozano. No apuntó clase la salida del cuarto protagonizando una deslucida y pobre tercio de varas. Brindó a Ruiz Miguel, santo y seña en Vic, considerada toda una institución. El de Dolores Aguirre fue soso y yendo muy a menos. Nada pudo hacer Paulita pese a su insistencia. De un pinchazo hondo y descabello lo pasaportó para quedar todo en silencio.

Aplaudida fue la salida del segundo por su presencia. Fue saludado con el capote a la verónica metiendo el astado bien la cabeza y humillando con aceptable calidad. Después vino lo mejor, sin lugar a dudas, de la tarde, salió Esquivel montando a Destinado para proporcionarnos miel a los ojos. Grandioso tercio de varas en donde el burel acudió hasta cuatro veces, cada vez citándolo desde más lejos, desarrollando la mejor pelea en la primera vara y el picador cogiéndolo siempre en el sitio. Por cada entrada una ovación y al finalizar el respetable en pie tributando una cerradísima ovación a Esquivel. Brindis a Ruiz Miguel. Las patas y cabeza apuntaban muy para arriba en los primeros lances muletero. El toro pedía su lidia y a buen seguro que se le dio. Midiendo Octavio Chacón tiempos y distancias con solvencia. Acabó con manoletinas y mató de un estoconazo obteniendo una oreja. Y se le dio la vuelta al ruedo al toro. Lidió su segundo el que estaba anunciado como sexto de la tarde, previamente avisado el público por megafonía. Abanto en el capote. Casi en la otra punta del coso lo dejó Chacón para el cite del segundo puyazo, arrancándose y siendo bien agarrado por Juan Melgar. Brindis al público. Evitó que se rajara a las primeras de cambio. Poco a poco fue haciendo al toro dentro de su desclasada condición. Anduvo el gaditano por encima de su rival y agradeciendo los asistentes su esfuerzo. Epílogo por molinetes. Mal con los aceros siendo silenciado.

De rodilla con una larga cambiada recibió a su primero Alberto Lamela para posteriormente lancearlo por bajo con la rodilla genuflexa. Por chicuelinas al paso para llevarlo al caballo. El astado por inercia y proximidad se encontró en el peto del equino no permitiendo el público que Antonio Prieto clavara la puya. En la primera entrada lo agarró mal y fue derribado, en la segunda recibió más castigo de la cuenta y se cambió el tercio. Brindis al público. Entendió bien y enseguida Lamela a toro, demostrándolo sobre todo en la tercera tanda de derechazos. Por naturales hizo sonar la música. Intentando en todo momento llevarlo largo y cruzándose. Al final el burel hizo amago de rajarse. Muy lejos se le fue la espada en el primer intento y no mejoró mucho más después. Tras un aviso se escuchó aplausos al toro y torero. Frío fue el recibimiento de capote al último del festejo acudiendo presto el toro. Se dolió en la primera puya, larga fue la segunda y aun así recibió una tercera. Mal en banderillas, colocándoselas más con miedo que con vergüenza. Brindó a la banda de música de la localidad en agradecimiento al pasodoble que le han compuesto. Incomprensiblemente le cortaba el viaje por la derecha Lamela, al natural cambió de actitud pareciendo que se encontraba más a gusto. Pero al pasar a diestras de nuevo otra vez lo mismo por lo que decidió continuar con la zurda. De poca consistencia se puede calificar su faena, ante un toro que podía haber dado más de sí. Mal con la espada hubo silencio.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Vic-Fézensac, Francia. Segunda de la feria de Pentecostés. Corrida de toros.

Toros de Dolores Aguirre. El segundo premiado con la vuelta al ruedo.

Paulita, silencio y silencio.

Octavio Chacón, oreja y ovación.

Alberto Lamelas, ovación y palmas. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.