Lea, a hombros de Los Califas

|


TEXTO: EMILIO TRIGO / FOTOGALERÍA: F.I.T.


La rejoneadora francesa ha cuajado una extraordinaria tarde en el Coso de Los Califas. Lea sorteó un buen lote -como toda la corrida en general- al que toreó con pureza clásica y preciosa elegancia. Una Magnífica conjunción en el toreo de la amazona y una cuadra de altísimo nivel. Lea Vicens firmó una tarde muy completa, donde además hubo ritmo y exposición en sus faenas que refrendó con certeza en el rejón final. Cortó dos orejas del encastado sexto que debieron ser más si el palco no hurta la del tercero. Un triunfo legítimo con un rejoneo de alta escuela.


En el seto, la rejoneadora francesa salió con Petit Pois para recibir al cierraplaza. Muy bien Lea al fijar al sexto a la grupa, a este le dejó un sólo rejón. Apostó por dejarlo fuertecito en el tercio de salida. Bético lució su torería galopando de costado. Dejó Lea con valor y raza que su oponente estuviera cosido al estribo. Precioso pasaje con las banderillas donde se vio un rejoneo de frente, templado y reunido. La amazona se lució con un rejoneo bonito, con prestancia en la ejecución. Deseado se echó encima para las cortas y gustó mucho los adornos de su alzada. Con Espontaneo más de medio rejón –en el centro del anillo- para finalizar una labor con ritmo y muy buen rejoneo a un toro con encastado. Dos orejas. Lea sacó de inicio a Bach para fijar al tercero de la tarde. Lo redujo con un buen rejón en todo lo alto y lo paró a la grupa con gran temple. Tuvo pies el de Terrón en el tercio de salida. Gacela y Lea "forman una pareja" elegante y lo demostraron en banderillas clásicas. Se fue de frente para después quebrar y salir por el pitón contrario. Bazuka hizo la suerte de la reverencia y buscó la reunión muy de frente. El tercero manejable también pero acortaba el viaje metiéndose por delante a veces. Jazmín para un par de las rosas muy bellas. Espontáneo finalizó de rejonazo arriba, una labor de nivel donde el clasicismo se adueñó del Coso de los Califas ante un toro con poquita transmisión. Se amorcillo el de Terrón y el presidente hizo de las suyas al no dar el trofeo que pedía toda la plaza.


Joao Moura tocó pelo ante el segundo y apunto de hacerlo en el quinto pero su rejón fue defectuoso. El portugués realizó dos faenas muy similares donde la entrega y el querer fueron sus denominadores comunes. Puso raza y transmisión aunque a veces estuvo algo acelerado. En conjunto notable tarde del portugués que puntuó en Córdoba.

El portugués recibió al segundo montando a El Guapo. Un toro que lució un buen tranco y fijeza en el jaco. Con Aquiles comenzó el tercio de banderillas a una mano dejándolas algo desigual. Mejor con Kleber galopando de frente, echando el caballo encima y quebrando con exposición. Finalizó con Dalí en carrusel de cortas y rejonazo efectivo.Oreja. Un sólo rejón de castigo dejó Moura ante el quinto para dejarlo enterito. Montando a Caviar subió el tono de su actuación donde imprimió ritmo a un toro que se fue aquerenciándose en el tercio. Buen tercio de banderillas del portugués que reunió arriba, sin embargo con Dólar el carrusel de cortas resultó defectuoso. Medio rejón trasero. Joao Moura ha sido un calco del anterior, entregado y queriendo ante uno a menos.


Abría cartel, Pablo Hermoso de Mendoza al que se le notó que era la primera corrida española. El maestro navarro siempre fiel a su concepto puro, buscó con gran criterio la reunión en los medios y las batidas al pitón contrario. Pablo estuvo muy metido en la tarde pero sus caballos nuevos no terminaron de conectar con un público cordobés. De todas formas el navarro no debió abandonar Los Califas sin ningún trofeo en el esportón pero no tuvo su tarde con los aceros.

Salió el navarro Hermoso a lomos de Alquimista y tras fijarlo a la grupa con temple dejó un par de rejones en buen sitio. El Toro tuvo ritmo y fijeza en los primeros tercios, tanto en el de salida como en banderillas. Pablo se fue de frente con Brindis dejando un par de a una mano de mucha vistosidad. Prosiguió con Jámuca buscando la reunión en los medios y enfrontilándose por derecho. Con él tuvo que llegarle más al astado puesto que había perdido fuelle y por ende transmisión. Posiblemente el primero acusó los dos rejones de inicio. Arriesgó con las cortas metiéndose por dentro con Nevado. No acertó con los aceros y su labor fue silenciada. Churumay recibió al abanto cuarto al que Hermoso exigió en un palmo de terreno. Lo fijó metiéndolo a la grupa y le dejó un sólo rejón. Disparate toreó a placer ante un animal que lució fijeza pero al que había que llegarle mucho. Galopó de costado con el toro debajo del estribo. Elegancia y buen toreo de Pablo en esos tercios. Con Donnatelli puso la chispa que le faltó al cuarto y el maestro imprimió un registro más alegre. Nevado mostró valor con un emplazado en el interior del tercio. Con él firmó un carrusel de cortas de mucha exposición. Pinchó en el primer envite y efectivo al segundo intento. Una labor donde Pablo Hermoso puso un toreo de más conexión con el público, más alegre y con transmisión ante el desarrazado que cerró su lote. Los aceros enfriaron el posible trofeo.


FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Los Califas. Cuarta de la feria de la Salud. Corrida de rejones. Algo más de un cuarto de plaza.

Seis toros de Luis Terrón. Bien presentados y de buen juego en líneas generales.

Pablo Hermoso de Mendoza; Silencio y ovación.

João Moura hijo; Oreja y ovación.

Lea Vicens; Vuelta y dos orejas.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.