Ponce da otra lección en Córdoba

|



EMILIO TRIGO

La tercera de la feria de la Salud de Córdoba se celebraba esta tarde en la plaza de toros de los Califas de Córdoba: Finito, Ponce y Cayetano hacían a las siete y media en punto el paseíllo.

1º Bonito toro de Juan Pedro Domecq que abrió plaza. El primero de la tarde manifestó pocas fuerzas y el maestro lo recibió con suavidad capotera. Ganó terreno en cada lance e hubo variedad en el percal. Se cuidó en el caballo y durante la lidia el astado apretó para dentro por el derecho. Ese defecto lo corrigió Ponce nada más empezar su trasteo. Le puso la muleta en el hocico y le enseñó el viaje aunque ciertamente el toro colocaba bien la cara. El maestro todo suavidad nunca pegó un tirón y todo fue compostura y estética. Hubo temple y el ritmo que le faltó al toro lo puso el valenciano. Convenció a su oponente a tirar para adelante, quitándole la franela y poniéndosela delante como quien tiene la mano para saludar a su manejable. El Juan Pedro tuvo calidad pero le faltó poder. Buena faena pero entre el aviso y el descabello menguaron el resultado.

2º Muy similar la estampa del segundo a su hermano primero. Otro bien hecho y con dulzura en su embestida al que Finito le enjareto un saludo muy personal. Lució la verónica es su máximo esplendor y se escucharon muy fuertes las palmas de los paisanos. Este cumplió en varas sin emplearse. Bien la cuadrilla en el tercio. Finito se puso a torear de verdad sin probaturas iniciales. Juan coció a su oponente con la diestra con varios derechos de muñeca rota y extraordinaria ejecución. Obligó al dócil Juan Pedro acariciando la muleta en cada trazo. Se le vio muy a gusto al cordobés que también refrendó sus buenas cualidades por él pitón izquierdo. Por ahí, los interpretó de uno en uno pero con suma delicadeza. De mitad de faena hacia delante el astado quiso rajarse bajando un poco la intensidad del elegante metraje. Dos pinchazos con un toro aculado en tablas lo enfrió todo.

3º Algo desigual de pitones el tercero pero morfológicamente bien conformado. Cayetano se expresó a la verónica rematando su compuesto saludo con una larga cambiada en los medios. Desde el principio quiso rajarse haciendo cosas de mansito. Así transcurrió la lidia en todos sus tercios con un toro amagando con rajarse. Empujaba por el izquierdo haciendo rectificar en cada encuentro. Muy templado estuvo Cayetano por el pitón derecho componiendo series ligadas y estéticas. Sin embargo, por el otro enseñó que el toro era distinto. Lo mejor llegó con la muleta en la diestra en una faena de más a menos por desinflarse el Juan Pedro. Un manejable a menos con un Cayetano muy dispuesto. Ovación.

4º Como si de un novel se tratase Enrique Ponce enjaretó una larga cambiada en el tercio de bellísima ejecución, y una vez en pie, toreó templadísimo a la verónica. Ponce durmió el lance que duró una eternidad. Sensacional Enrique con el percal que levantó al público de los asientos. Tras la primera vara, del cuarto, que empujó de verdad en el peto Ponce volvió a lucir subir su imperioso capote con un quite por chiquelinas magistral. Tremenda dimensión del valenciano con la tela rosa. El de Chivas realizó un faenón de principio a fin. El maestro muy motivado brindó a Finito firmando una labor para la historia donde el temple cimentó la exquisita obra. Dominio absoluto de la enclasada embestida del Juan Pedro al que toreó con toda su alma y una muleta a modo de pincel. Cada muletazo era un cuadro y que homenajeaba a Manolete y que volvía loca a la plaza. Una de la grandes obras de Ponce en los últimos años que innovó con la "bianquina" en homenaje a su hija Bianca. Estocada ligeramente desprendida y dos orejones al Cum Laude del toreo.

5º Juan dibujó el lance al recibir al quinto. Jugó los brazos con prestancia y estalló la verónica eterna en los Califas. El que cerraba el lote de Finito se empleó en varas y llegó con la movilidad justa al último tercio. El de Córdoba ofreció la barriga de la muleta, con el palillo vertical pero el toro se quedó sin fuelle. Finito intercaló perlas, dosis del toreo de siempre con un sincero arrimón ante un animal que nunca descolgó. Lástima que no hubiera continuidad y poca transmisión por la falta de material, porque se le vio muy entregado. Pinchazo y estocada. Ovación.

6º Muy descarado de pitones el sexto. Ofensivo el cierraplaza con dos buenos leños que fue devuelto tras echarse y no levantarse más. Hubo que apuntillarlo. Alto el sobrero que tuvo una embestida desclasada con un molesto cabeceo y marcó con rajarse varias veces. Cayetano muy metido en la tarde, ofreció el pecho y prestancia en el embroque para componer estéticamente. Rivera pasajeó muy suave, con dulzura por el pitón derecho, por donde le endosó un trasteo personal y equilibrado. A zurdas, con medias distancias, con más espacio que ha diestras y con el mismo acento personal. Notable faena de Cayetano con un toro venido a menos. Estocada y oreja.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Los Califas, Córdoba. Tercera de la feria de la Salud. Corrida de toros.

Seis toros de Juan Pedro Domecq.

Enrique Ponce, ovación y dos orejas.


Finito de Córdoba, ovación y ovación.

Cayetano, ovación y oreja. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.