CabeceraLaDivisa

Segundo toro de Victorino para Escribano. Escribano no se luce ante el imposible segundo

|



Manuel se fue a chiqueros otra vez y van...Parece como si el de Gerena se hubiera echado esa obligación sobre su persona para agradar al personal. Algo que a estas alturas de su carrera no es necesario salvo por el compromiso con la tarde. Se lo pensó el segundo de la tarde al ver a Escribano de rodillas más allá del tercio. Se arrancó como un obús poniendo en aprietos a Manuel con la arriesgada papeleta. Después recetó a la antigua usanza un veroniquear poderoso. Recordó la época de los años veinte. Asado que estaba a la retranca, pensándoselo en varas y durante la lidia. En el varilarguero empujó sin más. Cumplió. Ahora el tercio de banderillas fue al contrario, el sevillano invitó al extremeño. Tercio de poder y mucho riesgo entre los toreros y Victorino que estaba pendiente de todos. Un típico de la casa ganadera que buscaba por todos lados desarrollando mucho sentido ante su matador. Una alimaña de las que te meten en la cama y te quitan el sitio. Manuel lo intentó pero aquello era misión imposible. Dos pinchazos, estocada. Pitos al toro y silencio a Manuel.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.