CabeceraLaDivisa

Quinto toro de Garcigrande para Juli. Oreja en faena de peso y poso.

|



Faenón de poder, de mucho gusto y de gran expresión artística, cuajado en los medios con los tobillos llenos de fango por las toneladas que pesan sus machos. Se atracó en el volapié y por eso se fue la espada trasera. Oreja de figurón del torero tras descabello. Con el otro anterior, Julián recibió a su oponente con algunas pinceladas con el capote a la verónica. El madrileño cuidó a su astado en el caballo que poco a poco se fue espabilando. Se explayó en el quite con un pasaje variado que recordó a la tauromaquia Azteca. Replicó Talavantepor chicuelinas verticales y expresivas. ‘El Juli’ brindó al cielo su primer toro. Un Garcigrande tan discontinuo en la embestida como una línea de carretera.Toro informal, bajo de raza, sin franqueza en su acometida y con las manos por delante. Julián ofreció la panza del paño con suavidad y también con ímpetu, según convenía y necesitaba el segundo.Firme y muy variado estuvo el de Velilla de San Antonio, construyendo una faena sin toro. Le sacó lo que nadie veía a pesar de carecer de transmisión. Esa concesión la puso Julián con su buen hacer, aguantando y tragando derrotes a la taleguilla con el pitón de fuera. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.