CabeceraLaDivisa

Quinto toro de Cuvillo para Manzanares. Pierde premio con la espada y es ovacionado.

|



El quinto hizo dudar a todos en su tercio inicial. Manzanares inclusive también se mostró así tras un desdibujado saludo. Hasta el último tercio no se despejaron esas dudas puesto que el Cuvillo sacó el fondo justo para que Josemari recetara una faena a más con su estética de siempre. Toreo vertical, con empaque en cada embroque y con temple en cada muletazo. Manzanares obró una labor justa, corta en su conjunto, pero a medida de su oponente como un traje de alta sastrería. Lo mejor llegó al natural donde cuajo varios hondos y muy largos aunque a su colaborador antagonista le faltó más transmisión. En el toreo fundamental aguantó varias miradas sin enmendar su cite. El de Alicante debió tocar pelo pero esta vez pinchó con lo que nunca falla, la espada. Ovación tras aviso.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.