Juan Luis Silis se queda con sed triunfo dando una vuelta en el Embudo

|



ALEJANDRO ESCÁRCEGA

Llegó la final de la Temporada de la Cuaresma "Sed de Triunfo” en la Monumental Plaza México, en una tarde en la que destacaron Juan Luis Sílis que malogró con la espada una firme faena para dar una vuelta al ruedo. Fabián Barba estuvo en gran nivel con su primero con el que fue ovacionado, Pepe Murillo hizo el esfuerzo pero no le alcanzó para un triunfo. Se corrieron 5 toros de la ganadería jalisciense de San Marcos, propiedad de Don Ignacio García Villaseñor y Don Marcos García Vivanco, bien presentados pero de desigual comportamiento y uno de Valparaíso, bien presentado pero débil.

El torilero José Ignacio Flores, se despidió después de 62 años de estar en activo en la Monumental de Insurgentes, dando una emotiva vuelta al ruedo, entre la lidia del tercero y cuarto toro de la tarde.

Abrió el festejo el aguascalentense Fabián Barba (turquesa y oro) con "Tango", número 234, cárdeno claro nevado bragado meano y cornipaso con 502 kilos, verónicas molestado por el fuerte viento. Le brindó al cónclave capitalino que hizo una mala entrada, para muletearlo bajo un vendaval a un toro que embestía sin humillar, y al hacer un inecesario desplante fue empitonado sin consecuencias que lamentar, lo abaniqueo por la cara y con la toledana dejo un pinchazo y una estocada caída para saludar en el tercio.

El cuarto fue "Clásico", número 771, negro girón bragado meano y corniapretado con 545 kilos, nada que comentarles con el percal y sin brindar, un trasteo sin eco en el tendido, finiquitado de estocada caída y descabello para escuchar palmas.

El jalisciense José Murillo (gris perla y oro) con un toro de Valparaíso, "Sombrero", número 12, cárdeno claro bragado meano lucero y cornipaso con 538 kilos, larga de hinojos en tablas y de pie, verónicas cargando la suerte. El banderillero Gerardo Angelino Arriaga se desmonteró en el tercio, después de dejar dos buenos pares de garapullos. Brindó al cónclave capitalino que hizo una mala entrada, para muletearlo a media altura a un toro débil pero noble, el cual rodó lastimosamente por la arena y pasaportó de pinchazo y seis descabellos para ser pitados toro y torero.

A "Rociero", número 782, entrepelado bragado y cornivuelto con 513 kilos, le hizo un emotivo quite por gaoneras. Con la pañosa hizo un trasteo sin confiarse y finalizó con una manoletinas sin dejar quietos los pies; dos pinchazos y estocada para ser pitado y palmas al toro en el arrastre.

El capitalino Juan Luís Silis (lila y oro) con "Romántico", número 149, colorado bragado ojinegro rebarbo y cornivuelto con 510 kilos, verónicas y una revolera de recibo. Con la pañosa, trincherazos del tercio a los medios y ahí, naturales sin conectar con el tendido, por lo cual cortó por lo sano y finiquitó de media estocada para escuchar silencio y palmas al toro en el arrastre.

Lo mejor de la tarde vino con "Salsero", número 213, cárdeno claro nevado bragado meano y delantero vuelto con 493 kilos, un Silis que fue a por todas con el toro que cerró plaza y temporada, muletazos de todas marcas, pero con la espada, perdió la oreja que ya tenía en la espuerta: dos pinchazos para dar triunfal vuelta al ruedo y palmas al toro.


FICHA DEL FESTEJO

Monumental Plaza México. Cuarta y última corrida de la temporada "Sed de Triunfo". Escasa entrada en tarde soleada y calurosa,.

Toros de San Marcos, bien presentados, y juego desigual, de los que destacó el 6o. por su nobleza y el 1o. por su raza.

Fabián Barba (azul purísima y oro): Ovación y silencio.

Pepe Murillo(gris perla y oro): Silencio y pitos.

Juan Luis Silis(lila y oro): Silencio y vuelta .

Incidencias: Destacaron en banderillas Gerardo Angelino y Pascual Navarro que saludaron en el 2o. y el 5o., respectivamente. Al final de la lidia del 3o. se retiró como torilero José Ignacio Flores, tras 62 años de servicio.

Foto: Edmundo Toca

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.