Toreo caro de Ángel Sánchez y sangre de García Navarrete en Las Ventas

|


JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO / FOTOGALERÍA: LAS VENTAS


La segunda novillada picada de la temporada madrileña tenía lugar en la tarde de este domingo cn la vuelta de un hierro mítico como es el de La Quinta. El venezolano Manolo Vanegas, el madrileño Ángel Sánchez y el jiennense García Navarrete, estos dos últimos presentándose en este coso, hacían a las seis en punto el paseíllo.


"Hurón" llevaba por nombre un primero al que Vanegas le bajó la mano a la verónica. Leves fueron las varas de Javier Martín y, entre falta de fuerzas, templado el quite por chicuelinas de Sánchez. Al público fue el brindis para pasarse en tres primeras tandas por la diestra con más voluntad que efectividad en el tendido al novillo. Humilló y, a pesar de la falta de fuerza en el segundo tercio, aguantó el cárdeno, con el que encadenaba pasitos entre muletazos el venezolano que deslucían las tandas em redondo. Más entregado e incluso asentado al natural en el epílogo muleteril, se empeñó el novillero en alargar faena descubriendo entonces las bondades del santacolomeño. Ayudados le sirvieron para epilogar trasteo y matar de estocada de la que salió volteado. Ovación.


Pasos le debió perder Ángel Sánchez al segundo, un cárdeno claro que derribó al piquero antes de ser devuelto. En su lugar salió el primer sobrero de San Martín, al que saludó el novillero madrileño también perdiéndole pasos ante su evidente corto viaje. Esa peligrosidad la mostró en varas y posteriormente en la lidia de Fernando Téllez, al que hirió y fue trasladado rápidamente a la enfermería. En faena, el joven le sonsacó en terrenos del tendido 9 dos tandas iniciales de derechazos con transmisión entre los gañafones y malos gestos del animal, que salía con la cabeza por las nubes tras los embroques, en los que embestía a media altura. Siguió por la diestra porfiando Sánchez y consiguió dos últimas tandas por la derecha con calado, intentándolo sin lucimiento al natural. La mala espada emborronó todo en dos pinchazos previos a la efectiva estocada. Ovación.


Cárdeno salpicado careto era el tercero de La Quinta, animal que se revolvió en el capote del jiennense García Navarrete. El mal tercio de varas protagonizado por Franscisco Plazas condicionó su actitud durante la lidia. Cortó a los de plata en banderillas y, muleta ya en mano, García anduvo acelerado en las primeras tandas ante un novillo que era pronto pero exigía su sitio entre los muletazos. Exigencia siguió mostrando el cárdeno, que sacó peligrosidad zorrona por momentos y terminó por echarle mano a la hora de entrar a matar, siendo trasladado a la enfermería entre evidentes signos de dolor. Lo mató Vanegas de pinchazo y estocada.

Rodilla en tierra fue el recibo veroniquil de Manolo Vanegas al cuarto, al que galleó por chicuelinas para llevar al caballo de Ney Zambrano. Al cielo fue el brindis del venezolano, que ahora sí anduvo asentado desde el inicio de faena con un animal que le respondió a las dos tandas iniciales por el derecho y a la siguiente al natural. Tuvo repetición noble el de La Quinta, al que el joven llevó más en corto a partir de este momento. Por doblones y una estocada terminó con el novillo. Ovación tras intentona fallida de vuelta al ruedo.


Buen recibo capotero a la verónica dejó Ángel Sánchez al quinto novillo, de nombre "Pavito". Calado también tuvo el quite por el mismo palo, comenzando trasteo con torerísimos muletazos rodilla en tierra. A más fue el de La Quinta, que le repitió la humillación a Sánchez durante toda la faena. Toreo caro dejó el madrileño, que crujió la plaza en cinco tandas. Toreo de mano baja a diestras y entregado al natural, echó abajo el premio en el tercio de muerte, pinchando en tres ocasiones el premio grande. Vuelta.


Problemas dio el sexto, de Rehuelga que remendó el encierro de La Quinta, y al que en varas se le dio lo suyo. Cortó a los banderilleros palos en mano, y mostró esa misma condición en la muleta del joven. Siempre buscando las zapatillas tras los embroques iba el cárdeno, que puso en aprietos al venezolano. Optó por justificarse Vanegas, matando tras pasaportarlo al natural y por manoletinas en el epílogo, de estocada entera. Silencio.


FICHA DEL FESTEJO


Plaza de toros de Las Ventas. Segunda novillada con picadores de la temporada. 10.423 personas en los tendidos.

Cinco novillos de La Quinta y uno de Rehuelga (sexto), de correcta presentación y en tipo.Con duración y bondad el "Hurón" primero; devuelto el segundo; con peligro sordo el deslucido sobrero de San Martín que hizo segundo bis; peligroso el tercero; de noble repetición el cuarto; de enorme emotividad la noble embestida del buen quinto, ovacionado en el arrastre; buscando las zapatillas el sexto de Rehuelga.

Manolo Vanegas: ovación, vuelta al ruedo y silencio.

Ángel Sánchez: ovación y vuelta al ruedo.

García Navarrete: herido


PARTE MÉDICO de García Navarrete

Dos heridas por asta de toro, una en región cervical derecha con dos trayectorias, una hacia arriba de 15 cm. que borde glándula parotida alcanzando ángulo de la mandíbula y otra de 10 cm que alcanza suelo de la boca y base de la lengua.

Otra en tercio distal muslo derecho con trayectoria hacia atrás que rodea cara interna del fémur alcanzando región poplítea y que contusiona paquete vásculo nervioso y nervio ciático produciendo destrozos en músculo vasto interno.

Fractura tercio medio de clavícula derecha.

Erosiones y contusiones múltiples.

Intervenido quirúrgicamente en enfermería de la plaza de toros.

Se traslada a Hospital San Francisco de Asís con cargo a la Fraternidad.

Pronóstico grave

Firmado DR. GARCÍA PADRÓS.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.