Siete orejas y triunfo de Juli, Perera y Talavante en Cieza

|

FRAN PÉREZ / EL MULETAZO


Tres figuras del toreo hacían el paseíllo esta tarde en la localidad murciana de Cieza: Julián López "El Juli”, Miguel Ángel Perera –sustituyendo al lesionado Andrés Roca Rey- y Alejandro Talavante. Un encierro de Daniel Ruiz era la materia prima ganadera para la ocasión.


Comenzó labor El Juli frente al abreplaza luciéndose con el capote de un flojo toro de Daniel Ruiz al que trató de administrar el madrileño. Dejó detalles en su trasteo pero no terminó de tener la continuidad necesaria, yendo siempre el acto de más a menos. Pinchó, además, el madrileño, para dejar una entera defectuosa y ser silenciado. Salió con ganas El Juli dispuesto a no marcharse de vacío en el cuarto, un toro que salía suelto en los primeros tercios. Mejor con la muleta por el pitón izquierdo con algún tropiezo por el lado derecho. Faena de mérito del de Velilla, que no terminó de torear relajadamente ante la brusquedad del toro. El efecto fulminante de la media estocada habilidosa que ejecutó, el ambiente festivo tras la merienda y las mulillas propiciaron que se le concediesen las dos orejas.


Dos orejas del segundo paseó Perera, toro con el que de capote dejó un vistoso remate ante un terciado animal de Daniel Ruiz. Humillaba y se desplazaba con clase en los primeros compases y lo toreó a placer el extremeño. Noble y repetidor el de Ruiz, continuó ligando por el derecho y dejando su sabor en los de pecho. Faena larga en la que Perera hizo el toreo bueno especialmente por el pitón derecho llegando con mucha fuerza a los tendidos. Al final de la faena el toro fue a menos. Ejecutó una estocada entera algo trasera, escuchando un aviso y utilizando el descabello. Dos orejas. En el quinto Miguel Ángel Perera se topó con un auténtico buey. Ante la sosa embestida, Perera dibujó algún natural digno de reseña. Acortó pronto distancias para mostrar su faceta animosa basada en circulares y efectos de cara a la galería. Mató de una buena estocada y redondeó la tarde cortando una oreja más.


Talavante fue silenciado en el tercero. Comenzó la faena intentando lucirse a un toro que ya de salida evidenció falta de clase. Deslucido el toro y voluntarioso el torero, que dejó una faena sin pena ni gloria. Tras pinchar, mató de entera defectuosa que necesitó del descabello. Silencio. Talavante quería dejar constancia de su magia y no marcharse de vacío de tierras murcianas en el sexto. Realizó un quite por gaoneras mágico que enloqueció al tendido. Lo más artístico de la tarde. Inició la faena con la muleta de rodillas y de forma explosiva. Cuando el toro se paró, realizó unos cambios de mano repletos de inspiración. Finalizó por poderosas y ajustadas manoletinas. Solo un pinchazo antes de cobrar la estocada impidieron que quizá cortase los máximos trofeos. Dos orejas y a hombros junto a sus compañeros.


FICHA DEL FESTEJO


Plaza de toros de "La Deseada”, Cieza, Murcia. Corrida de toros.

Seis toros de Daniel Ruiz.

Julián López "El Juli”, silencio y dos orejas.

Miguel Ángel Perera, dos orejas y oreja.

Alejandro Talavante, silencio y dos orejas. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.