Debió acompañarle en hombros Castella al que el presidente negó la segunda oreja del 5º. Sólida actuación de Ej juli que cortó una oreja.

Talavante deslumbra entre las sombras de falta de raza en Castellón

|


EMMA GORJÓN / FOTO: @infoTalavante


Sebastián Castella sustituía esta tarde al lesionado Andrés Roca Rey en la quinta de la Feria de la Magdalena de Castellón, una corrida de toros con el hierro de Garcigrande que arrancaba a las cinco en punto. En el cartel le acompañaban Talavante y El Juli, que regresaba tras seis años de ausencia en esta plaza.


El viento perjudicó seriamente el saludo de capa de El Juli al primero, con el que supo ir acoplándose con la muleta, moldeando una condición de nobleza muy a menos por la falta de fuerza y fondo. Tanto que terminó Julián por abreviar, al comprobar que no existía enemigo en el de Garcigrande.


Largo fue el saludo a la verónica de Castella al segundo, un animal que embestía cansino y bastón, en línea recta pero con docilidad noble. Con la muleta lo bordó por ambos pitones. El francés consiguió reavivar la primavera tras la gélida tarde de ayer. Realizó varias tandas de naturales y derechazos en los medios animando los tendidos. El toro fue a más a lo largo de la faena. Remató con una estocada entera algo que el público premió con la ovación.


Talavante quiso brillar con quietud y suavidad para lancear con brillantez la boyantía del tercero, que tuvo desliz y repetición, aunque le durase poco. El extremeño lo bordó con un quite por gaoneras en los medios que consiguieron arrancar las palmas de los tendidos. El comienzo de faena de muleta fue con una mano izquierda extraordinaria. El animal no daba para más, escaso de raza, se caía en medio de la faena. Remató rápidamente al segundo intento. Recibió el silencio de la plaza.


Fueron encajadas y suaves las verónicas del saludo de El Juli a su segundo, que se empeñó en buscar gateras desde los primeros tercios. Aún así, le ejecutó Julián un quite por ajustadas chicuelinas de buena fábrica. Anduvo con la muleta muy poderoso por ambos pitones y remató con pases cambiados por la espalda. A pesar de no tener toro, lo llevó a su terreno. Remató a la segunda estocada. Tras un aviso y descabello. Oreja.


Castella recibió a su segundo con ganas, le apretó por verónicas. El animal era similar a los anteriores, escaso de fuerza, muy flojo. Siguió con tafalleras con remates. El animal fue perdiendo gas a lo largo de la faena. Con la muleta consiguió llevar al animal a los medios como acostumbra por ambos pitones. Se arrimó luciéndose con la izquierda. Alargó demasiado la faena consiguiendo enfriar los tendidos. Finalizó con una estocada trasera. Recibió una oreja.

Mejor presentado que los anteriores estaba el cierraplaza, al que saludó con brevedad con el capote Talavante, aunque sí dejó pequeños detalles en remates de medias verónicas. Con la muleta una gran tanda de pases cambiados por la espalda inició el trasteo. Toreó en redondo, cambiando las muñecas, en una gran tanda de naturales en los medios que levantó al público. Finalizó intercambiando pases por alto por la espalda. Se ganó al tendido para cortar las dos orejas.


FICHA DEL FESTEJO


Plaza de toros de Castellón. Quinta de la Feria de la Magdalena. Corrida de toros. Lleno.

Seis toros de Garcigrande.

El Juli, silencio y oreja tras aviso.

Sebastián Castella, ovación y oreja.

Alejandro Talavante: silencio y dos orejas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.