Aguado y Toñete cortan oreja en la primera de Olivenza

|

SANTIAGO ROMÁN / FOTOS: JOAO SILVA


Pablo Aguado, Leo Valadez y Toñete abrían esta tarde la Feria del Toro de Olivenza, una tarde fría y lluviosa en la localidad en la que se tuvo que retrasar hasta media hora el festejo por las arduas condiciones climatológicas.

"Académico”, de El Parralejo, era el primer novillo de la tarde, un animal al que recibió a la verónica Pablo Aguado ante el evidente ruedo mojado que impedía parte del lucimiento. Un buen par dejó en el tercio de banderillas Rafael González. Con la mano diestra se puso directamente a torear Pablo Aguado tras un inicio de tanteo. Se quedaba parado el de El Parralejo e incluso se caía en los pases de pecho, por lo que debió hacer labor de enfermero el joven sevillano para aguantar al animal en su frente. Finalmente la falta de casta obligó al novillero a ir a por la espada y pasaportarlo con dignidad. Ovacionado.


Con alegría capotera recibió el mexicano Leo Valadez al segundo novillo de la tarde, más vareado que su hermano anterior y mucho más mermado de fuerzas que su hermano, dándose hasta dos volteretas. Entre el punto de irse abajo y mantenerse en pie debió lidiar Leo Valadez frente a un animal que siempre debió sujetar entre la falta de fuerza. Sin toques bruscos y descargando su embestida en sus telas fue el mexicano llevando a cabo su labor, siempre metido entre los pitones, citando de frente y saliendo incluso volteado en una ocasión, de la que se repuso de inmediato. A diestras logró los momentos más bellos de su labor, rematando su labor por bernadinas, pero la mala espada evitó el premio.


Brocho era el tercero, un animal que recibió Toñete cogiendo el capote muy cortito. En el inicio muleteril le propinó una soberana voltereta el animal, pero se repuso tras algún minuto refrescándose y logró dos tandas muy buenas por derechazos, ante un animal que humillaba por ese pitón. Más corto se quedaba el novillo de El Parralejo por el pitón izquierdo, por el que le robó algunos momentos buenos. Por el lado derecho siguió el madrileño exprimiendo al animal, que fue bueno también hasta el final, matando de estocada. Oreja.


A portagayola recibió Pablo Aguado al cuarto animal del festejo, al que tras la larga cambiada de rodillas le ejecutó varias verónicas de buen gusto. Por bajo le inició la faena, dejando mucho regusto especialmente en dos por bajo que llegaron arriba. Directamente se puso a torear por la mano derecha, con un buen pase de pecho que también llegó al tendido e hizo a la afición percatarse de la obra del hispalense. Fue una labor siempre con el regusto por bandera, especialmente por la mano diestra, por la que se lució el andaluz. Pero tras un buen epílogo muleteril la espada no entró en el primer encuentro, matando a la segunda. Oreja


Muy templado fue el recibo capotero de Leo Valadez al quinto novillo de la tarde, un animal que no hizo las cosas mal de salida y al que quitó por airosas lopecinas rematadas con una revolera. Muchos tiempos le dio en el inicio muleteril a un animal que requería precisamente eso. Finalmente no pudo hacer nada ante un novillo siempre a menos.

Se le notaron carencias capoteras por la falta de oficio a Toñete en el saludo al sexto, pero lo solventó con una buena tanda de derechazos en el inicio muleteril a un animal que siempre fue a menos. Exprimió por ambos lados al animal, que siempre fue a menos y con el que se tuvo que montar encima para sacarle algo en claro. No pudo hacer nada.


FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Olivenza. Primera de la Feria del Toro. Novillada con picadores. Un tercio de entrada.

Seis novillos de El Parralejo.

Pablo Aguado, ovación y oreja.

Leo Valadez, silencio y silencio.

Toñete, oreja y silencio. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.