Así se ha dado Valdemorillo: hablan Fandiño, Paulita, Martín Escudero, Posada y Cristian Escribano

|


La temporada española ha vuelto a su actividad. Hoy ha terminado con la novillada con picadores la Feria madrileña de Valdemorillo, serial que durante este fin de semana ha albergado a la afición taurina madrileña en su plaza de toros. Le contamos la Feria íntegra aquí, en LA DIVISA.


La localidad madrileña de Valdemorillo acogía, en la tarde de este sábado, la primera corrida de toros de su Feria taurina de San Blás y La Candelaria. En el cartel, se anunciaban Manuel Jesús 'El Cid', Antonio Gaspar 'Paulita' e Iván Fandiño frente a un encierro de Carmen Segovia.


A la postre una tarde que ha dejado bastantes cosas en su sitio. ‘El Cid’ puso en escena que no sólo ha recuperado la senda, sino que se posiciona en un lugar de maestría veterana, que aventura grandes logros en la recién estrenada temporada. Por su parte, ‘Paulita’ volvió a confirmar sus buenas formas y renovada ilusión en una plaza que le ha dado tanto. Esto declaraba tras desorejar al quinto del festejo:

Por su parte Fandiñó, con el peor lote, demostró que este año le tocará superar las adversidades. Esto comentó tras su actuación:


Una corrida de toros con el hierro de Antonio López GIbaja hacía ayer domingo segunda del abono de la Feria de San Blas y la Candelaria de la localidad madrileña de Valdemorillo. En el cartel, tres toreros con máxima proyección como el toledano Cristian Escribano, el madrileño David Martín Escudero y el extremeño Posada de Maravillas. A las cinco y media de la tarde arrancaba el paseíllo en el municipio serrano.


Firme y decidido en su proposición se mostró Martín Escudero. Con el tercero Propuso con verdad, se expresó en detalles aislados pero no logró conectar entre los enganchones el joven torero madrileño. Toques precisos le dio en una faena larga, empeñándose en sacar agua por el pitón izquierdo David, lado por el que siempre le dio el pecho ante la nula entrega del de López Gibaja. Firme se mostró en las manoletinas finales, cruzándose como en todo el epílogo muleteril, para dejar una estocada que, tras golpe de verdiguillo, hizo efecto. Oreja tras aviso.

Cristian Escribano dejó su sello con el primero del encierro, sobre todo anduvo en lidiador. No le dejó expresarse su serio lote, declarando lo siguiente:

En cuanto a Posada de Maravillas, nada hizo en su primera cita de la temporada. Silencio para Juan Luis en su primero y tampoco tuvo suerte en el sexto, tras el que declaró lo siguiente: 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.