Una corrida que no rompió en Lima

|

LUCHO HERENCIA


Tenía lugar este domingo la tercera de abono de la Feria del Señor de los Milagros en Acho con un cartel internacional en el que hacían el paseíllo el francés Juan Bautista, el sevillano Daniel Luque y el extremeño Ginés Marín. Un encierro de Camponuevo era la materia prima ganadera para la ocasión.


De trámite fue el inicio de capote de Bautista a "Amoroso”, un toro de presencia justa para la plaza. Peleó correcto en varas, dando buen juego en banderillas, apurando a Armando Rojas y corneándolo de forma doble en la ingle. Buscó pronto los engaños de Bautista, que trató de someterlo por bajo para rematar con gusto con un trincherazo muy bajo. El toro pedía todo por abajo, colocándose el francés con menos momentos lucidos pero quedando correcta su labor tras los adornos de final de tanda. Al natural le exigió al toro, costándole a Bautista acoplarse a la embestida de un animal complicado. Por el derecho volvió pegando muletazos de uno en uno, ligando por bajo. Desarrolló el toro y no le permitió colocarse. Mató de bajonazo. Silencio.


Con genio de salida el segundo, número 79, embistió complicado a los capotes de Luque, romaneando en el caballo. Apretó a los banderilleros, embistiendo con motor en este segundo tercio. En el segundo muletazo por bajo el toro se lastimó la mano derecha, abreviando Luque y matando de estocada en buen sitio. Silencio.


El tercero de la tarde tomó con codicia el capote de Ginés Marín. Tras el inicio, lo llevó por chicuelinas en el centro del ruedo con el toro arrancándose desde las tablas. Peleó con casta en el caballo, echando abajo la cara en el caballo que montaba David de la Barra. Serio en su embestida, quitó Ginés Marín por saltilleras. Con dos rodillas en tierra comenzó Marín su labor ante un toro con las complicaciones lógicas de la casta. Pronto se puso a torear por la mano derecha en una serie pulcra y bien rematada con el de pecho. Se fue parando el toro acusando la fuerte pelea en varas, pero siguió imprimiendo a diestras temple y mucho ritmo al toro. Ya aplomado el animal, intentó basar ahora su labor el extremeño en muletazos con la mano retrasada. Con algunos detalles sueltos se justificó Marín acortando distancias, con un material siempre a menos, por lo que fue a por la espada. Con ésta, dejó dos pinchazos y una estocada en buen sitio a la tercera. Palmas.


El cuarto tomó el capote con codicia, ligando Bautista verónicas con chicuelinas que fueron bien recibidas por el público. Muy quieto se quedó el torero en el quite por delantales ante un animal que colocaba con clase la cara. Un gran tercio de banderillas dejó David Castillo, siendo obligado a saludar. Codicioso y con transmisión en los primeros envites de la muleta el matador, con la derecha toreó con la mano acompasada. Por ambas manos se recreó Bautista, con mejores resultados para la galería por el pitón derecho. Cambiando los terrenos hubo momentos de acople, pero decidió Bautista tomar el acero y echarse a matar. Media estocada habilidosa hizo que el toro cayese.


Suave llevó Luque al quinto de la tarde a la verónica, rematando con una media de mucho sabor. Bien picado el toro, el tercio de banderillas fue de trámite sin mayor lucimiento. Firme inició labor por estatuarios, metiéndose por dentro del toro. Tenía complicaciones y había que buscarle las teclas al animal. Le puso cuesta arriba la labor al sevillano, que esforzado recibió una fortísima voltereta. Se puso Juan Bautista por la derecha logrando muletazos de buen nivel ante la poca recepción del respetable, que pedía que tomase la espada. Con habilidad entró a matar, dejando una estocada en buen sitio.


Se expresó Ginés Marín en el recibo capotero de "Limonero”, último toro de la tarde que embestía con nervio en las verónicas del oliventino. Se notó el hambre en el inicio por estatuarios, sin moverse en ningún momento para correrle la mano al de Camponuevo. Con la planta muy quieta se colocó por derechazos, bien recibidos por la afición limeña. Buscó Marín ponerle contenido a su trasteo exponiendo en una nueva tanda por la mano derecha, bajándole el palillo y expresando el toreo que lleva dentro. Al natural le aguantó todo, quieto como una vela trató de torear con gusto ante un animal que nunca puso las cosas fáciles. Entre la desesperación de la gente de no haber visto mucho lucimiento en toda la tarde, trató de colocarse de la mejor forma posible ante un toro que no respondía. Cuando se colocaba en la distancia corta conectaba, pero resultaba complicado estructurar trasteo ante un tranco complicado. Dejó un estoconazo rotundo que hizo doblar pronto al toro. Palmas.


FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Acho, Lima, Perú. Tercera de la Feria del Señor de los Milagros. Corrida de toros.

Seis toros de Camponuevo.

Juan Bautista, silencio., silencio y silencio en el que mató por Luque.

Daniel Luque, silencio y herido.

Ginés Marín, palmas y palmas. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.