Juan Bautista: “Conozco el triunfo y las decepciones de Simón al igual que él los conoce de mí”

|


Juan Bautista: “Conozco el triunfo y las decepciones de Simón al igual que él los conoce de mí”


JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO


Juan Bautista está de moda. El torero que es figurón por méritos propios en Francia y que se ha ganado su sitio entre los grandes en España a lo largo de toda su trayectoria, volvió a dejar claro en 2016 que su sitio no se negocia, sino que se otorga por justicia. Y así lo verá fructificado el aficionado con su inclusión en las grandes Ferias de la temporada que se avecina. Además, el éxito de su faceta como empresario también le llevan a haber presentado, hace sólo unos días, un temporadón de máxima excelencia en Arles. Nos lo cuenta.


En primer lugar, hace tan sólo unas horas que se ha oficializado el nuevo apoderamiento por parte de Simón, que se suma a tu equipo actual de mentores. Si de por sí pintaba ilusionante esta campaña, ahora sólo el toro puede desbaratarla, porque a priori es la soñada, ¿no?


Estoy muy contento. Hay una previsión fantástica para esta temporada. Seguiré con el equipo con el que este pasado año he conseguido hacer una campaña muy buena y ahí se suma una persona que conozco desde hace mucho tiempo, y que me conoce bien. Hay una relación muy buena, sobre todo por la ilusión que me ha transmitido a lo largo de mi carrera en esta etapa tan bonita y tan importante que se presenta para mí.

En los últimos años habéis llevado una carrera, en algunos aspectos, pareja. Dos franceses luchando contra el sistema taurómaco hispano por hacerse respetar y que, sorpresivamente, a ambos os ha llegado el momento a la par y habéis decidido fusionaros para que el éxito conjunto sea invencible…


Simón es un ejemplo de lucha, de tesón, de trabajo… ha conseguido ahora el sueño de toda su vida, y desde este año la plaza más importante del mundo empieza un proyecto fantástico. Que en este momento tan importante para él le quiera dedicar tiempo y parte de sus ilusiones a mi carrera significa mucho para mí. Es una gran recompensa. Tengo una relación familiar con Simón: conozco su lucha e incluso las decepciones que ha podido tener en otra etapa, al igual que él conoce las mías también. Ahora me pilla en un momento de madurez, en el que seguro que su trabajo y su experiencia me van a hacer ilusionarme mucho más.


Si el año pasado las oportunidades de principio de campaña sirvieron para dar forma a una temporada de ganarse el contrato tarde a tarde, la "tranquilidad” de este 2017 será consolidarse en esos primeros compromisos en el sitio que reivindicaste la pasada campaña.


Sabes que luego sale el toro y es distinto, pero sí, es así. Cada tarde es una lucha distinta. El año pasado fue muy bueno, me he vuelto a ganar el reconocimiento en España, que en estos años de atrás lo echaba de menos. Se presentaba mucho mejor esta campaña hispana para 2017, y ahora con la unión con Simón todavía más, pero he conseguido volver a situarme de cara a los profesionales y la prensa en un lugar privilegiado. Así encajo la temporada: preparándome muy bien y estando listo desde las primeras tardes.


Además, es de loa la diversidad de encastes a la que le haces frente que en algunas figuras brilla por su ausencia. Bautista es figura francesa y torero de gran cartel en España, a pesar de ello, no ha rehuido de las ganaderías duras.

Es algo que va conmigo. Siempre lo he llevado a gala. Hoy mismo, por ejemplo, he venido a tentar a Sánchez Arjona y le he pedido al ganadero que me eche vacas de los dos encastes: lo de Domecq y lo de Coquilla. A mí me gusta salirme de lo habitual, probar cosas nuevas, entender otras reacciones porque eso te hace crecer en técnica, analizar los animales, analizar las ganaderías y los comportamientos. Es algo que va con mi toreo. Mi forma de torear ha mejorado mucho en clasicismo, madurez y torería pero también en el conocimiento, que es lo que me permite ponerle más pasión en mi toreo, porque he aprendido mucho a manejar distintos animales. Me gusta hacerle frente a animales de distinta procedencia y lo voy a seguir haciendo.

Esa misma pasión la habéis puesto en una temporada de auténtica excelencia en Arles, con la novedad de Talavante, la vuelta de Ponce, la presencia de Cayetano Rivera… y un sinfín de razones para las que acudir. También la diversidad de hierros y encastes, algo que Francia valora exhaustivamente. ¿Qué sabor de boca te dejaron aquellas ochocientas personas expectantes en la presentación del abono?

Esa faceta de empresario me llena de ilusión. Se trata de mi ciudad, donde he nacido, donde me he hecho hombre y torero. Lo hago con muchísima ilusión. Al tratarse de Arles me introduje sin dudarlo en ese proyecto junto a Alain Lartigue, François Cordier y mi hermana. He formado un equipo con gente con experiencia, como Alain que lleva toda la vida en el toro, además de gente joven con ganas de comunicar la energía del toreo. Creo que lo demostramos hace unos días con una recepción fantástica, juntándose cerca de mil personas: había muchas ganas de la afición de Arles, descubrieron en directo los carteles presentándolos en vídeo, al igual que las ganaderías de Pascua.

Vino un actor a leer un texto y a presentar el cartel donde se le hace un homenaje al maestro Manolete… se preparó todo con mucha ilusión y los carteles creo que han encajado muchísimo. Se ha intentado contar con grandes figuras y con toreros de la nueva generación, al igual que nombres que llevan mucho tiempo sin estar en Arles. Además, hacen el paseíllo como novedad toreros de la talla de Alejandro Talavante o Cayetano Rivera. Hay ganaderías y encastes distintos, la corrida de rejones, la novillada picada, la corrida camarguesa que en mi tierra tiene tirón… Ha sido el trabajo de este invierno, de negociaciones, de pensar mucho y ahora es cuando lo hemos desvelado todo. Estamos encantados con la acogida que han tenido.

Destaca la máxima sensibilidad de acordarse de algo que en España no estamos teniendo ni en cuenta: el aniversario del nacimiento de Manolete.

Lo de Manolete fue una idea de mi hermana. Le dedica muchísimo tiempo al trabajo de la plaza de toros y se encontró con que en 2017 era el cumpleaños de Manolete, cumplía cien años y también hacían setenta de su muerte, por lo que pensamos que era el momento idóneo para rendirle homenaje a un torero que ha marcado la historia. Además, él no toreó nunca de matador en Francia, pero sí lo hizo de novillero: su presentación francesa fue en Arles, así que es un detalle bonito.

Destaca también la apertura de carteles a Cayetano Rivera en una Francia en la que aún no ha roto como matador.

En este caso me gustó mucho entrar en conversación con Curro Vázquez y poder contar con él en su presentación en Arles. Él no ha toreado nunca otra goyesca que no sea la de Ronda. No lo ha querido nunca. Hace una excepción que nos honra. La corrida goyesca de Arles es algo espectacular: todos los años viene un artista distinto para decorar la plaza, se hace un acompañamiento distinto y el cartel, con un figurón como El Juli, yo que repito tras el triunfo de año pasado y Cayetano que se presenta queda muy rematado. Además su presencia tiene un doble significado por esa connotación que la familia Ordóñez tiene con la Camarga, donde ha pasado largas estancias junto a Picasso. Aquí vivían y han admirado a esta tierra.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.