Juan J. Padilla :“No quiero pecar de falsa modestia, pero no es el triunfo de PG lo que necesito ahora mismo“

|







PROGRAMA LA DIVISA DEL 17 DE OCTUBRE DE 2016


JUAN JOSÉ PADILLA


EL AUDIO DE LA ENTREVISTA (AVANCE)



LA SÍNTESIS EN TWITS


@padillaelpirata : “No nos debe de avergonzar llevar nuestra bandera y presumir de nuestra cultura“. Síguelo en www.ladivisa.es


@padillaelpirata : “Ni con un rabo en la mano hubiera sentido lo que sentí en esa ovación final de Zaragoza“. Síguelo en www.ladivisa.es


@padillaelpirata : “Llevo conseguido mucho o poco yéndome a la puerta de toriles. Y fue una tarde de muchos cambios“. Síguelo en www.ladivisa.es


@padillaelpirata : “No quiero pecar de falsa modestia, pero no es el triunfo que necesito ahora mismo “. Síguelo en www.ladivisa.es


@padillaelpirata : “Esa conexión que hubo con el público, para mí no tiene precio“. Síguelo en www.ladivisa.es


@padillaelpirata : “Si yo llego a salir, Talavante debe matar dos toros seguidos. Por eso decidí matar el último“. Síguelo en www.ladivisa.es


@padillaelpirata : “La semana anterior perdí la memoria y fue desagradable“. Síguelo en www.ladivisa.es


@padillaelpirata : “Estoy feliz y doy gracias al cielo por darme esa recompensa de Sevilla“. Síguelo en www.ladivisa.es


@padillaelpirata : “Miro la vida de otra forma diferente y no a largo plazo“. Síguelo en www.ladivisa.es


@padillaelpirata : “Bilbao para mí supone mucho, porque me abre siempre las puertas del Norte “. Síguelo en www.ladivisa.es


@padillaelpirata : “Independientemente de los números, estoy yendo a las ferias más importantes del circuito “. Síguelo en www.ladivisa.es



@padillaelpirata : “. El doctor me ve el martes de nuevo y probablemente me repetirán escáner“. Síguelo en www.ladivisa.es



LA ENTREVISTA COMPLETA POR PEDRO J. CÁCERES


Tarde desde luego para hacer historia, para no olvidar la del sábado en Zaragoza. Como hemos tenido oportunidad de referirme a él en el editorial, Padilla es más que un héroe. Es el mejor embajador de lo nuestro. Y cuando hablo de lo nuestro hablo de los toros, de nuestra tierra, de nuestra bandera, de nuestra España… es el carisma de la conexión con el público. Y sobre todo la arrolladora personalidad. Y tenía razón en el brindis a Adrián. Se fue a portagayola y sufrió un arreón que le dio en el ojo muerto, y a partir de ahí se desarrolló una tarde volverla a ver y volverla a vivir. Juan José Padilla, buenas noches.

Buenas noches.


El mejor embajador de lo nuestro. No puede haber mejor ministro de Asuntos Exteriores.

Me considero ante todo español, amo mi patria y defenderé siempre mis raíces sobre todas las cosas. Eso no hay nadie que me lo quite. No nos debe de avergonzar llevar nuestra bandera y presumir de nuestra cultura, de nuestras raíces.


Lo primero que te tengo que preguntar es, después de la euforia, si saliste más orgulloso con tus compañeros juntos que a hombros. Es la primera vez que en vez de en hombros se ve salir a los tres triunfando pero a pie.

Sin duda alguna. Lo digo desde mi mayor humildad. Ni con un rabo en la mano hubiera sentido lo que sentí en esa ovación final de Zaragoza, esos gritos de torero torero, ese Padilla maravilla, ese beso al albero con el público en pie, y esa imagen torera de salir andando por el mismo orden de cartel. Morante, Talavante en el centro y yo a la izquierda. Y la gente despidiéndonos.


Y la gente despidiendo para siempre el palco después de aquello.

Para que no vuelva más. Ese es otro debate. Pero yo estoy orgulloso de la afición, de cómo nos trató, de cómo resumió todo después del susto. Con orgullo tomé la tarde. Llevo conseguido mucho o poco yéndome a la puerta de toriles. Y fue una tarde de muchos cambios. Talavante con un gran nivel, con un Morante al que no le sirven los toros y luego borda el toreo, con ese aroma y tirándose al ruedo. La verdad que fue una tarde buenísima. Fue magnífico. Por eso estaba dentro con una vía cogida en la enfermería para poder descansar el mayor tiempo y no tener ningún tipo de desequilibrio, salir al cien por cien y apostar fuerte. Una ganadería que aportó toros buenísimos. Destacaría el último mío, que iba largo y entregado.


Si te conceden la oreja que te ganaste a ley, hubieras tenido dudas entre salir tú sólo por la puerta grande o decir que no hay quien me la quite pero salgo con mis compañeros.

Lo hice una vez en Valencia, cortando dos orejas pero salí acompañando a Finito y Abellán, porque así lo sentía. Podría haber salido a hombros. La sensación de ver una tarde llena de ética era para dar la vuelta al ruedo los tres andando e irnos para el patio de caballos o no salir a hombros. No lo hubiera hecho. No quiero pecar de falsa modestia, pero no es el triunfo que necesito ahora mismo. Hace diez años me hubiera venido como agua de mayo. Pero esa conexión que hubo con el público, para mí no tiene precio.


Creí que te conocía un poco pero veo que eres tremendamente transparente. Hay otra circunstancia que me dejó cavilando. Tú tenías que haber salido a matar el cuarto, que era tu turno, y mi duda es si estabas para recuperarte o una vez que la corrida se había quedado en mano a mano, decir que mis compañeros se batieran el cobre y luego yo en el sexto por dos motivos: no quitar el protagonismo y tener tiempo para recuperarme.

Ambas cosas. Hay que informar a los aficionados que cuando me entran en la enfermería me ponen una vía porque ven una herida en la ceja y el párpado y hay que supurar. Además entré conmocionado y debilitado. Y también el doctor Valcarreres quería mandarme al hospital Quirón para hacerme un TAC y un escáner. Pero cuando me voy recuperando, me anestesian de forma local, y pensaba en matar el cuarto. Lo habían arreglado para matar un mano a mano. Si yo llego a salir, Talavante debe matar dos toros seguidos. Por eso decidí matar el último, para que no hubiese ese trastorno.


Fue tal la euforia de la tarde, la torería que se destiló con esos contrastes de emociones, que me he ido por la conversación anterior y he obviado preguntarte cómo estás del golpe.

La semana anterior perdí la memoria y fue desagradable, pero cuando hoy he viajado a casa, venía cómodo, con tranquilizantes, y esta mañana he pasado un poco más dolor. Pero es lógico. El golpe fue fuerte y voy a estar unos días con estas molestias. El doctor me ve el martes de nuevo y probablemente me repetirán escáner. Pero estoy tranquilo porque después de ver las imágenes le doy gracias a Dios y creo que no tendré ningún tipo de gravedad en cuanto al golpe en la cabeza.


Vamos a hablar de la temporada. De contrastes. Se cumplían cinco años de la tarde de Zaragoza, reapareces en un tiempo récord, pero el nombre queda. Quedas el quinto del escalafón, y se podría hablar de la temporada más importante por salir por la puerta del Príncipe y entrar de forma unánime en Madrid. Sevilla y Madrid marcaron.

Esas fueron mis sensaciones principales. Cumplir ese sueño y mantenerme en el circuito de ferias, donde me siguen respetando en las ferias, con el tipo de corridas que mato y con los compañeros, con todo el respeto a los demás. Si no fuese así, a lo mejor me pensaría seguir o no, pero me están respetando mucho, me mantengo en esa línea y doy gracias a mi apoderado Toño Matilla que me defiende en los despachos esta posición. He querido empezar en Castellón, Valencia, Sevilla abriendo la del Príncipe… y estoy feliz y doy gracias al cielo por darme esa recompensa.


Luego Madrid.

También ha sido un punto importante en cuanto a respeto de la afición, con esa entrega tras la voltereta tan fuerte. Tenía yo siempre esa espinita clavada. No he cortado orejas. Sin cortar orejas nos sentimos triunfadores de muchas tardes, y tengo deseo de volver a hacer el paseíllo en Las Ventas. El paso por mi Pamplona, donde corté una oreja a cada toro y fue muy redonda. Luego Bilbao, que para mí supone mucho, porque me abre siempre las puertas del Norte, donde no he faltado. Tiene una categoría y una seriedad tremenda y una gran repercusión. La temporada ha tenido puntos interesantes y he disfrutado, me encuentro en un momento feliz de mi carrera, lleno de orgullo porque veo el escalafón movido, con fluidez y con ganas de no dejarse ganar la pelea nadie.


Concluyo: ¿estas preparando algo para el 25 aniversario?

Miro la vida de otra forma diferente y no a largo plazo. Voy al día a día y temporada a temporada, corrida a corrida pero no preparo nada. Me sorprende mucho que esté disfrutando tanto, que estén pasando cosas tan importantes después del percance, que haya indultado en La México, al puerta del Príncipe, liderar el escalafón dos años… e independientemente de los números, estoy yendo a las ferias más importantes del circuito.


Señor embajador de la tauromaquia y de lo nuestro. Me alegro mucho de charlar muchísimo. Es un orgullo tenerte y preciarme de que me hayas distinguido con tu amistad. Y tú lo sabes desde los primeros comienzos.



Muchas gracias. Sinceramente lo recibo con mucho orgullo. Gracias Pedro Javier por tu admiración. 










Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.