Cuarto toro de La Quinta para Rafaelillo- La solera de Rafaelillo pasa desapercibida y es silenciado frente al cuarto

|



De rodillas comenzó Rafael poniendo en liza una muleta cautivadora donde fluyó un toreo asolerado. Dio distancias y tiempo sin querer atosigar ni obligar. Rafael compuso una personal faena casi toda por el potable pitón derecho a pesar de llevar la cara a media altura el cuarto de la tarde. Por el izquierdo le tragó las dudas del animal y le sopló de uno en uno varios naturales muy mandones. Él murciano se expresó con el sabor de la madurez en una faena para aficionados exigentes. Muy Importante con un toro manejable que miró y se enteraron muy pocos del tendido. Un mete y saca le quitó el futurible apéndice. Silencio que no tiene justificación alguna. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.