Francisco de Manuel, ganador del Camino hacia Las Ventas

|

SANTIAGO ROMÁN / FOTOGALERÍA: LUIS SÁNCHEZ OLMEDO


Daniel Menes, tras la oreja cortada en el mes de julio en Las Ventas, hacía el paseíllo esta mañana en la matinal de la Feria de Otoño. En el cartel, le acompañaban los novilleros sin caballos Alfonso Ortiz, Alejandro Adame y Francisco de Manuel. Ocho novillos de Jandilla-Vegahermosa, dos de ellos para lidia picada, eran la materia prima para la ocasión. Una desafortunada entrada, apenas un quinto de plaza, mostraban los tendidos capitalinos.


"Canalla”, de 454 kilos era el primero de la tarde, un animal al que recibió con una larga cambiada el joven, siguiendo toreando por gaoneras y rematando por una vistosa revolera. Al cielo fue el brindis de Menes tras el tercio de banderillas, acercándose también con la montera para dedicarle el trasteo a Raquel Sanz, viuda de Víctor Barrio. De rodillas comenzó su faena, pero debió darle tiempos Daniel porque estaba a los límites de la fuerza el de Borja Domecq, a pesar de que tenía cierta calidad. Insistió en pasaportarlo por la mano izquierda el joven, por donde se iba quedando cada vez más corto. Enterró la espada un punto trasera pero a la primera, ejecutada con verdad la suerte en el momento en el que sonaba un aviso.


Buen ejemplar el segundo para ser sin picar. A la verónica en el recibimiento. Quite por gaoneras y tafalleras del pequeño de los Adames. Réplica menos lucida. Brindó al público para iniciar por pases por alto de inicio, de rodillas primera y erguido después, rematando con trincherazo. Faena íntegra en el tercio, debió irse al menos en alguna tanda a los medios. La lidia fue ganando en intensidad. Mal con la espada.


Eral bastante más pequeño que el anterior para Adame era el tercero, al que entró al quite Francisco de Manuel por chicuelinas, replicando el azteca por lopecinas y la media. Comenzó variado su faena de muleta, en la que primaron derechazos templados y cadenciosos a un animal que remataba el viaje mejor que los anteriores. Al natural quiso gustarse consiguiéndolo por momentos. Los olés volvieron cuando volvió a diestra. Faena larga innecesaria pero comprensible. Mató de fea estocada entera y cortó oreja.


Media docena de verónicas de gusto y manos bajas dejó Francisco de Manuel al cuarto, al que quitó por chicuelinas Alfonso Ortiz. Brindó el animal e inició de rodillas su labor. Dejó tandas de interés para calar en el tendido y tras pinchazo y estocada cortar la oreja.




Pleno de entrega y actitud se fue Menes a portagayola a por el quinto, un novillo de Jandilla al que luego le imprimió variedad capotera en los siguientes lances de recibo. Intentó gallear por chicuelinas para dejar al novillo en suerte, dándole una fuerte segunda vara, pero cuando se lució de verdad fue en el quite por airosas gallosinas que llegaron con facilidad al tendido. Se gustó Jarocho en los pares de banderillas, que saludó junto a José Antonio Prestel tras la finalización del tercio. Por el pitón derecho se gustó el madrileño, alargando más el trazo al natural, pero parándose el novillo en los siguientes compases del trasteo. No dio opciones el animal, además, marró en una ocasión con el acero.


Con decisión y alegría recibió Alfonso Ortiz al sexto, al que quitó Adame por cordobinas. Mucha torería tuvo su inicio de faena, bajando las fuerzas de su oponente a pasos agigantados. Lo lidió con prestancia y soltura. La cosa mejoraba cuando dabas los descansos necesarios. Por momentos muy templado. Tuvo buen corte su concepto, pero mala espada.




A portagayola se fue Adame con un novillo séptimo reservón de salida y provocando coladas. En las verónicas iba mejor a diestras. Brindó al público en general y a otro en particular. Inició faena con rodilla genuflexa y suavidad con la franela. El eral pedía sitio y Adame se lo daba aunque la ejecución posterior del pase no fuera del todo ortodoxo. Terminó pesada la faena por su duración tras las manoletinas.


Disperso el octavo de salida fue y dando muestra de poca codicia y clase. Puso en apuros y evidencia a los subalternos en banderillas. De Manuel comenzó faena por bajo con pierna flexionada. Lo fue metiendo poco a poco en la canasta. Una tanda de naturales bella, elegante y rematando con un trincherazo de fábula puso el punto sobre la i. Volvió a la derecha, con excelente maneras y formas, justificó el por qué obtuvo la mejor puntuación en las clasificatorias. Mató de estoconazo y cortó oreja con petición de la segunda.


FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Las Ventas. Novillada mixta matinal. Un quinto de plaza.

Ocho novillos de Jandilla-Vegahermosa, dos de ellos para lidia picada.

Daniel Menes, ovación y ovación.

Alfonso Ortiz, palmas y ovación.

Alejandro Adame, oreja y ovación.

Francisco de Manuel, oreja y oreja. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.