Hernández Gárate y Sergio Flores triunfaron anoche ante un llenazo

|

ADIEL ARMANDO BOLIO - SUERTEMATADOR


Se dio el cerrojazo de la feria alteña sanmiguelense, en honor a San Miguel Arcángel, con un lleno a reventar en el bello coso "Carmelo Pérez” y en el que resultaron triunfadores el rejoneador Jorge Hernández Gárate y el matador de toros tlaxcalteca Sergio Flores, quienes cortaron dos orejas y tres, respectivamente para salir en hombros por la puerta grande.


Ante un lleno a reventar, bajo un cielo nublado y con algunas insignificantes gotas de lluvia, se lidiaron siete toros de la ganadería regional de Santa Rosa de Lima, la que lidió por última vez con este nombre, pues a partir de ahora lidiará como Santo Toribio. De los siete astados que se dejaron torear en general, uno de ellos fue de regalo y dos para el toreo a caballo, sobresaliendo el segundo de la lidia ordinaria y el segundo para rejones.


El rejoneador potosino Jorge Hernández Gárate, quien abrió el festejo, montando a Bucéfalo, a un ejemplar difícil, toreó templadamente a la grupa y clavó cuatro rejones de castigo y dos banderillas, la última de ellas al violín . Su faena tuvo mucho mérito por la tendencia que tenía el astado a las tablas y encima de Ra colocó otra espectacular banderilla al violín para terminar de dos estocadas, echó pie a tierra y tirar cinco golpes de descabello. Los Forcados de Mazatlán a través del mejor forcado que tiene nuestro país, René Tirado, hizo tanto la pega de cara de manera brillante y emocionante, como el rabilleo con mucho valor. Al final, fueron ovacionados en el tercio tanto el rejoneador como el forcado.


Después de brindarle al director de Casa Toreros, Pablo Moreno, a su segundo, de nombre "Cristero”, el caballero en plaza, sobre Bucéfalo, inició una faena que fue de menos a más toreando templadamente a la grupa y colocando luego dos rejones de castigo. Encima de Valladolid, hizo el toreo ceñido de costado para clavar tres banderillas a una mano y torear a la mínima distancia. Le pidió a un aficionado un sombrero de palma para torear con él y exponer en demasía hasta resultar atropellado en las tablas, tanto caballo como caballero, resultando Jorge con fuerte golpe en la pierna derecha. Vino entonces un gesto de arrebato por parte de Gárate y clavó una banderilla más con mucho lucimiento. Y montando a Quinto pecado, mató de estocada trasera y efectiva para que le fueran otorgadas las dos orejas, a petición del festivo público sanmiguelense y que de inmediato concedió el juez de plaza Rubén Ramírez. Los Forcados de Mazatlán lograron una valientísima pega muy en corto al segundo intento, a través de Ezequiel Velarde, y casi casi enmilados a las tablas, por lo que resultó muy emocionante. Finalmente dieron vuelta al ruedo el rejoneador, el forcado y el caballo Valladolid.


En el primero de la lidia a pie, para Arturo Macías, lidiando a lo recibió de rodillas con una zapopina cerrado en tablas y con otra más pero de pie en el mismo terreno, dándose luego a lancear a la verónica e intercalar chicuelinas además de quitar vistosamente por saltilleras. Con la muleta, a un ejemplar que se dejó torear, lo empezó a muletear por alto continuando con series de derechazos y naturales con mucha voluntad. Siguió realizando el toreo por alto de rodillas y así siguió en medio de la algarabía general. Terminó de estocada caída para ser aplaudido.


A su segundo, lo lanceó Arturo de manera empeñosa. Su faena de muleta, tras brindársela al ganadero de Santa Rosa de Lima, ahora Santo Toribio, Alberto Martínez, la inició de hinojos por alto cerrado en tablas, rematando de pie con un desdén. Siguió el toreo a media altura por el lado derecho y luego bajó la mano para correrla con suavidad. Toreo por naturales con clase, continuando con una serie de molinetes de rodillas y pases de pecho rodilla en tierra, adornando con el pase de la firma ya incorporado, un cambiado por la espalda y el forzado de pecho. Más derechazos y toreo en redondo para matar de dos pinchazos y media estocada, además de dos golpes de descabello para ser despedido con una fuerte ovación.


Y en el toro de regalo, "Alteño” de la misma casa ganadera titular, Arturo Macías lo recibió de manera apremiante en las tablas de hinojos con largas cambiadas, se recuperó y de igual manera, de hinojos, toreó por verónicas y ya de pie también rematando hincado con un afarolado, además de quitar por chicuelinas. Con la franela, luego de brindarle al reconocido actor de teatro, cine y televisión Sergio Goyri, inició en los medios con un cambiado por la espalda y luego ligó templados derechazos en varias tandas. Por naturales no logró la limpieza deseada, continuando por el pitón derecho, ligó molinetes y toreo en redondo. Finalizó con labor de aliño y un desplante de rodillas a cuerpo limpio. Terminó de pinchazo y estocada para igualmente, a petición popular, serle otorgada una oreja.


En el primero del lote de Sergio Flores, llamado "Don José”, lo saludó con vistosos lances a la verónica. En el tercio de varas, el picador Othón Salinas Ortega, sufrió espectacular tumbo siendo derribado del latiguillo, es decir, que salió despedido por el cuello del caballo, sin consecuencias que lamentar. Cuando empezaban a caer algunas gotas de lluvia que solamente fueron eso, algunas, Sergio realizó una faena de mucho entusiasmo y disposición, además de su evidente torerismo por los dos perfiles, intercalando adornos de mucha vistosidad y que encendieron el ánimo del público. Terminó de certera estocada para que le fuera concedida una oreja.


En su segundo, de nombre "Reyes”, un toreo con tendencia a refugiarse en las tablas y nada fácil, Flores lo lanceó con empeño y su faena con la sarga tras quitarle esa tendencia hacia los tableros, le cuajó una faena de mucho talento y torerismo por ambos lados. La faena fue corta pero sustanciosa porque supo entender al astado, al que despenó de certera estocada para que de igual manera, la festiva concurrencia solicitara dos apéndices, que el juez concedió.


FICHA DEL FESTEJO

SAN MIGUEL EL ALTO, Jalisco. Segunda y última corrida de la Feria de San Miguel Arcángel 2016. Coso "Carmelo Pérez”. Entrada: lleno a reventar en tarde nublada con incipientes gotas de lluvia.

Siete toros, uno de ellos de regalo, de Santa Rosa de Lima, que lidió por última vez con este nombre, que se dejaron torear en términos generales sobresaliendo el segundo para la lidia a pie y el segundo para rejones.

El rejoneador Jorge Hernández Gárate: al tercio y dos orejas.

Arturo Macías: palmas, ovación y una oreja en el de regalo.

Sergio Flores: una oreja y dos orejas.

Los Forcados de Mazatlán: al tercio y vuelta al ruedo. Al final tanto Hernández Gárate como Sergio Flores fueron paseados en hombros.

Foto: Efrén González

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.