Urdiales solo pudo saludar una ovación en el mano a mano.

Castella pasea "in extremis" una oreja del sexto en el cierre de Logroño

|

CULTORO.COM


La Ribera de Logroño terminaba esta tarde sus corridas con un cartel en el que hacían el paseíllo para Diego Urdiales y Sebastián Castella mano a mano. Como un año antes, lidiaban en el duelo un encierro de Fuente Ymbro.


Momentos buenos dejó Diego Urdiales frente al primero de Fuente Ymbro, un toro al que exprimió en su faena con buen gusto por el pitón derecho hasta que comenzó a quedarse más corto y debió porfiar el torero de Arnedo. Aun así, tuvo calidad el animal de Ricardo Gallardo, con el que dejó voluntad en el epílogo para pincharlo y escuchar una ovación en el tercio.


Voluntad dejó frente al segundo Sebastián Castella con un toro de embestida incierta, que en ocasiones se quedaba debajito. Se fajó con el de Fuente Ymbro, llegando los mejores momentos por el derecho donde consiguió muletazos largos rematados en la cadera. Mató de estocada fulminante.


Justo de fuerzas era el tercero, al que quitó por verónicas Castella. Inició Urdiales faena muy templado ayudándole por arriba, sacándoselo a los medios. Le da sitio. Templadito con toques muy suaves fue hilvanando un trasteo de mucho sabor, especialmente por la diestra. Fue por ese lado por el que logró pasajes bellísimos a pesar de los amagos de pararse del animal. Mató de estocada entera y descabello.


Devuelto fue el cuarto, saliendo el primer sobrero de bonita estampa burraca, pero fue blando ya en el encuentro con el caballo. No pudo con su alma el de Gallardo, defendiéndose en la muleta de Castella cuando tenía ocasión. Mató de estocada trasera y descabello.


Devuelto fue también el quinto, saliendo un sobrero de Juan Manuel Criado. Hasta los medios llevó al picador el sobrero al caballo, entrando por dos veces al animal. El toro salía con la cara suelta al final del muletazo e incluso a la mitad hacía ya por sacar la cara. Diego consiguió muletazos sentidos y que el animal se tragase algún que otro natural. Hizo el de Criado amago de echarse hasta en tres ocasiones.


Por el pitón izquierdo cuajó Castella al buen sexto, un toro al que inició faena cambiándoselo por la espalda en el centro del anillo. Muletazos de largo trazo y muchísimo gusto dejó al natural, conectando con el tendido riojano en el último toro de la Feria de San Mateo. Una estocada entera puso en sus manos el único apéndice de la tarde.


FICHA DEL FESTEJO


Plaza de toros de La Ribera, Logroño. Quinta y última de la Feria de San Mateo. Corrida de toros. Más de dos tercios de entrada.

Seis toros de Fuente Ymbro.

Diego Urdiales, ovación, silencio y silencio.

Sebastián Castella, silencio, silencio y oreja. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.