CabeceraLaDivisa

David Mora y Sergio Galán, protagonistas de la tercera semana de San Isidro

|


JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO


David Mora y Sergio Galán, las dos salidas en hombros de esta semana, resumen lo acontecido en la plaza de Madrid en la tercera parte del ciclo de San Isidro. Comenzamos a narrar tarde por tarde con declaraciones de los protagonistas lo sucedido en la calle de Alcalá.


A hombros se fue David Mora el martes en la capital, en una faena épica al toro Malagueño. De Alcurrucén, premiada con la vuelta al ruedo en el arrastre. Esto contaba el toledano tras el hito. Por su parte, no tuvo suerte Roca Rey, al que se le pidió la oreja en el tercero. Diego Urdiales hozo lo más destacado en el primer acto, con dos soberbias tandas por derechazos al toro.


De decepción fue la corrida del día siguiente en la capital. Hubo baile de corrales con hasta 11 toros de Jandilla que ninguno de ellos pasó el reconocimiento previo, lidiándose finalmente una corriad de Vellosino. El Juli realizó lo más destacado de la tarde frente al cuarto. Sin opciones se fue un Perera de vacío en la Feria. Tampoco cortó orejas un López Simón que debutaba en el serial isidril.


Una corrida de toros de Parladé, triunfadora en pasadas ediciones en la Feria de San Isidro, hacía acto de presencia el Jueves en la plaza de toros de Las Ventas para la vigésimo primera de la Feria de San Isidro. En el cartel, estaban anunciados Juan José Padilla tras salir a hombros de Sevilla, Iván Fandiño tras una primera actuación en la que salió pitado de Madrid y José Garrido tras confirmar alternativa en este escenario sin demasiada suerte. La corrida echó un quinto toro que le tocó a Iván Fandiño que fue de nota a pesar de lucir 650 kilos de romana; Padilla sufrió un volteretón en medio de los silencios de Garrido.


¿Y quién no bostezó tras la tarde del viernes en Las Ventas? No rompió una impecable corrida de El Pilar para un Fandi voluntarioso, un David Mora sin lucimiento y un López Simón desacertado, que tuvo una mala tarde en la capital. Así fue la décimo segunda del abono isidril. Para el olvido. Nada, pues, que reseñar antes del sábado, día en el que Sergio Galán salió a hombros de la capital


Acogíael sábado de feria la plaza de toros de Las Ventas la tercera corrida de rejones del ciclo. A las siete en punto de la tarde hacían el paseíllo los portugueses Rui Fernandes y Joao Moura junto a Sergio Galán en un encierro de toros de José Benítez Cubero. Salió a hombros Galán cuando caía la monumental de agua sobre la capital. Ni Fernandes, que le ejecutó una buena faena al cuarto, ni un entregado Moura consiguieron puntuar.


24 horas más tarde Se murmullaba entre los tendidos en el paseíllo la gran historia de "Bastonito”, un toro que hace ahora 25 años encumbró a César Rincón en esta catedral taurómaca. Y fue 40 minutos más tarde cuando un picador, Juan Carlos Sánchez, se topaba con la gloria de un toro bravo empujando a su peto. Lo hizo con fiereza, con humillación, con motor y con mucha, mucha bravura. Lo hizo "Camarín” con la gloria de su historia en sus entrañas y con dos puyazos, mucho mejor el segundo, entre los pitos del tendido a Alberto Aguilar porque no dejó entrar el toro al caballo. Y, mirándolo desde el punto de vista egoísta del propio torero, si Sánchez le propina una vara más, quizá no hubiese aguantado el de Ibán una faena de oreja.


Y este es el resumen de una semana en Madrid en el que el toreo recuperó el esplendor de las grandes citas. Espera la semana torista en la capital.



























Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.