CabeceraLaDivisa
Se lidió un desigual encierro de Núñez del Cuvillo con el que el peor parado fue El Juli; Alejandro Talavante paseó dos apéndices y uno en su presentación española Ginés Marín

Magia de Talavante y frescura de Marín en la segunda de Córdoba

|

ROBERTO GARCÍA-MINGUILLÁN - CULTORO


Acogía la Feria de la Salud de Córdoba hoy la segunda de su serial, en la que Morante de la Puebla no pudo hacer el paseíllo y en su lugar actuó el jovencísimo Ginés Marín, en su primer paseíllo menor en España tras su alternativa en Nimes. Le acompañaban en el cartel El Juli y Alejandro Talavante.


El primero fue un toro de Cuvillo sin opciones ni posibilidades, que incluso desarrolló peligro en los últimos tercios. Faena porfiona del torero, que intentó agradar, a pesar de no contar con enemigo alguno. Palmas para El Juli. Mala suerte la de "El Juli" en el cuarto, que se encontró con un desfondado Cuvillo, falto de fuerzas, Juli lo intento sin más. Silencio. Tampoco tuvo suerte frente al cuarto.


Oreja para Talavante en el segundo de la tarde, tras realizar una grandísima faena a un toro bravo y con clase de Cuvillo. Importante actuación con momentos brillantes por ambos pitones, con muletazos hondos y templadísimo, remató con una última serie de ayudados por bajo, destacando un soberbio trincherazo. Previamente destacó con el capote y Ginés Marín realizó un gran quite por gaoneras muy ajustadas. Oreja para el torero extremeño. Otra oreja del quinto para un exquisito Talavante, que rindió a la afición cordobesa, con bonito recibo capotero, con preciosos delantales. Ginés le respondió con ceñidísimas chicuelinas. Ante un toro difícil y muy brusco, Talavante supo domeñar la difícil embestida del burel, y redondeó una maciza faena, repleta de clase y pundonor. Por la diestra bordó el toreo, por la despaciosidad de los muletazos. Remató de manoletinas muy apretadas, y tras dejar más de media estocada, cortó un valioso trofeo, redondeando así una gran actuación en "Los Califas", donde hubo compromiso, y muy buen toreo. Sensacional actuación de Talavante.


Ginés Marín pincha una torerísima faena al tercer toro de la tarde, al que cuajó de capote; y realizó un vibrante trasteo, ante un Cuvillo con clase y transmisión, pero con las fuerzas muy justas. Lo mejor llegó en el toreo al natural, donde hilvanó tandas memorables, por la cadencia y hondura de los muletazos. Hubo mimo, naturalidad y sentimiento. Pleno de torería y gusto, remató su faena, con preciosos ayudados por alto, en una faena a más. Pinchó al primer intento, pero más tarde recetó un gran espadazo. Petición mayoritaria de oreja y robo por parte de la presidencia. Vuelta al ruedo, con sabor a oreja, y bronca al palco presidencial. Grandes sensaciones las que dejó Ginés Marín en el cierraplaza, donde toreó sensacional a la verónica, y remató de una extraordinaria media a la cadera. Buen quite por gaoneras. Brindó la faena a sus compañeros de cartel, "El Juli" y Alejandro Talavante. Ante un toro desrazadito y sin fuerzas, Ginés Marin cimentó una labor basada en valor, y poner absolutamente todo de su parte. Ginés Marín toreó de ensueño con la zocata, destacando incluso algún natural que fue eterno. Cerró su actuación metiéndose entre los pitones del Cuvillo, poniéndo al graderio en pie. Nuevo clamor de Ginés Marín, que volvió a conquistar Córdoba. Gran estocada, en todo lo alto, y oreja para premiar la gran actuación de Ginés Marín.


FICHA DEL FESTEJO


Plaza de toros de Los Califas, Córdoba. Segunda de la Feria de la Salud. Corrida de toros. Tres cuartos de plaza.

Seis toros de Núñez del Cuvillo.

Julián López "El Juli”, silencio y silencio.

Alejandro Talavante, oreja y oreja.

Ginés Marín, vuelta y oreja. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.