CabeceraLaDivisa

Paquirri en Rivera y Cayetano en Ordóñez en la primera de Granada

|


EMILIO TRIGO


La Maestranza granadina acogía esta tarde la segunda de su Feria del Corpus con una corrida de la divisa sevillana de Fernando Sampedro para el mano a mano entre Francisco Rivera 'Paquirri' y su hermano Cayetano Rivera. El sobresaliente era el torero gaditano Caro Gil.


Esta tarde de gran torero ha sido posible gracias a las enclasadas embestidas de una ganadería que vuelve por sus fueros, y que deja claro que a pesar de su seriedad era una corrida de hechuras toreras, y como bien dice el refranero ganadero"Las buenas hechuras están unidas a la bravura", por poner un pero, diremos que estuvo justita de poder.

Importante tarde la vivida en la plaza granadina, donde dos hermanos rivalizaron en el ruedo de la forma más sana y con la herencias de sus genes toreros. Dos estilos, dos tauromaquias pero con la misma dinastía; Rivera Ordóñez. Ambos defendieron su concepto con la máxima entrega, sí bien, Francisco tiró de pundonor y oficio ante el lote menos lucido, mientras que su hermano Cayetano ofreció toda la elegancia que heredó de sus espejos toreros.

El mano a mano se saldó con un apoteósico triunfo de Cayetanoque desde su reaparición es un torero que apunta a esa vitola de gran figura que siempre ha mantenido y que desde la temporada pasada, cada vez, está afianzando con mayor consistencia.


El menor de los hermano volvió a salir como un polvorín ante el segundo de su lote. Dibujó con enorme dimensión la verónica y posteriormente se embraguetó en su faena. El bravo cuarto, derribó al piquero en su única entrada yCayetano apostó por dejarlo crudito. Cayetano dejó un importante quite por Caleserinas. Soberbio. Se lo brindó a su hermano en un momento muy emotivo para comenzar con rotundidad de rodillas. Rivera le ofreció el pecho, lo templó y lo llevó muy largo en un inicio de tremenda torería y verdad. Lo demás, fue un toreo encajado de riñones metidos y planta vertical. Un gran Cayetano que muleteó con suma elegancia por ambos pitones, con hondura al natural y con ligazón en el toreo fundamental. Espadazo y dos orejas de ley.


En el sexto hemos vuelto a ver a un Cayetanoarrollador, un torero totalmente renovado donde pone por bandera la elegancia, raza y temple. Esos tres parámetros han vuelto junto a un buen toro de Sampedro ha enloquecer aGranada. Cayetano ha vuelto a realizar una buena faena al sexto de la tarde, donde el toreo a izquierdas realmente ha tenido mucha elegancia y empaque. Independientemente de los muletazos, la obra, en conjunto ha sido bella y rotunda. Un Cayetanoque se encuentra cada vez más asentado, la clave es que disfruta y hace disfrutar al que se sienta en un tendido. Espadazo haciéndolo el todo ante un animal que cantó querencia a chiqueros en los primeros tercios, pero que sacó entrega en la muleta. Dos orejas en el cierraplaza.


Antes en su primero, Cayetano le formó un lío con el capote. Se fue con gallardía a la puerta de chiqueros y allí se plantó de hinojos. Apretada larga cambiada y variado -empaque- manejo del percal. Un Rivera enrazado salió para dejar claro que aquí se venía a competir de verdad.Cayetano cuidó a su oponente en el caballo y le sirvió en la muleta tras una faena de corte clásico. Labor a la que le puso mucho corazón y técnica, puesto que el incómodo de turno tenía una embestida desigual y poco humilladora. Estocada y oreja.


Por su parte, Paquirri salió muy dispuesto desde el principio y recibió al primero de la tarde con sendas largas cambiadas en el tercio, a un toro que evidenció nobleza y justeza de fuerzas. Al caballo llegó simplemente para cumplir el trámite. El mayor de los hermanos Rivera fue todo entrega ante un astado de buena condición, pero de viaje corto y sosón. Hubo pasajes más apretados por el pitón derecho por donde el de Sampedrotuvo un poco de mayor recorrido. Atascado con la espada y silencio tras aviso.


Francisco se templó con el tercero a la verónica. Bello y personal pasaje inicial con un Paquirri gustándose. Se encontró Ordoñez un gran toro por dulzura y bondad. Astado que acusó un variado tercio de banderillas dondeFranciscoexpuso y estuvo muy acertado. El tercero llegó casi sin recorrido a la franela, pero exteriorizó una nobleza inusual. Ante semejante manantial de clase, al que no podía apretar, Rivera lo toreó a placer con todo tipo de recursos y desplantes. Oreja tras pinchazo y estocada.


El quinto cerraba el lote de Francisco un astado también de mucha bondad pero de escaso poder. Rivera no vio oportuno poner banderillas puesto que era el momento de ahorrar embestidas, aun así, el toro le duró muy poco.Francisco se vació en pundonor y tiró de oficio y raza. Lejos de restar en brevedad hizo todo lo contrario puesto que no quería irse andado y lo dio todo para cortar el apéndice que le hacía falta. Rivera en Riveradefendió sus armas. Oreja para el mayor de los hermanos, que no salió en hombros pese a cortar dos orejas, ya que en un mano a mano eran necesarias tres.


FICHA DEL FESTEJO


Plaza de toros de la Real Maestranza de Granada. Monumental de Frascuelo.

Segunda de la Feria del Corpus. Corrida de toros. Media plaza.

Seis toros deHermanos Sampedro.Muy bien presentados, parejos de hechuras, con nobleza y de buen juego en líneas generales.

Francisco Rivera ‘Paquirri’:Silencio tras aviso, oreja y oreja.

Cayetano Rivera:Oreja, dos orejas y dos orejas

Incidencias:Saludaron en el sexto de la tarde Joselito Rus y Alberto Zayas.

FOTOS: REYMA TAURINA

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.