CabeceraLaDivisa
La desnaturalización, suprimiendo lo esencial, del Toro de la Vega, propiciada por el gobierno de Castilla y León, es un indicio

El PP “enseña la patita”

|

EDITORIAL DE LA DIVISA DEL 23 DE MAYO DE 2016


El PP “enseña la patita”

 La desnaturalización, suprimiendo lo esencial, del Toro de la Vega, propiciada por el gobierno de Castilla y León, es un indicio, si quieren un pórtico, para acciones u omisiones futuras sobre la Tauromaquia que a fuer de sorprendentes pueden ser muy desagradables.

Ahí está el politizado, y tutelado, Tribunal Constitucional; después de más de cinco años mirando para otro lado sobre el tema de Cataluña.

Vaya por delante que a mí, personalmente, lo de “El Toro de la Vega” no me gusta.


Más, creo que estas manifestaciones populares más allá del límite son nocivas, por contaminación, para las corridas de toros.

Si quieren que sea más claro me parece un salvajada, menor -por supuesto- que el infanticidio que supone dar matarile al nasciturus y que curiosamente motiva a la movilización para su despenalización a la grey anti taurina que ahora se hace los dedos huéspedes.

Tema (el del feto) en el que este PP ha sido muy melifluo y de hay los votos perdidos entre los “vox” de turno y la abstención.


No se si la sorpresiva decisión del gobierno “pepero” obedece a temas de conciencia, políticos (de ser el “Pepito Grillo” o “verso suelto” de la formación de la gaviota) o electoralistas.


En este último supuesto más que un error comenten una insensatez. No sólo van a perder votos dela feligresía (en Castilla León y más, por la onda expansiva) sino que esos que celebran tal decisión no le van a dar ni uno, es más : ni siquiera están arriesgando un alamar en agradecerlo; al “enemigo” ni agua, aunque él te regale Vega Sicilia (reserva de familia).


Que una facción del PP enseñe la patita no es bueno…¿ o sí?




Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.