CabeceraLaDivisa
Cortó oreja y oreja en su despedida de novillero de la Real Maestranza un día antes de ir a Madrid; Ruiz Muñoz sufrió una cornada interna por la que no pudo matar al cuarto; ovacionado Jesús Álvarez

Galdós gana el primer asalto en Sevilla

|

PABLO LÓPEZ RIOBOO - CULTORO


Una novillada con caballos de Rocío de la Cámara hacía acto de presencia este domingo en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, en la que José Ruiz Muñoz, Joaquín Galdós y Jesús Álvarez hacían el paseíllo en el abono maestrante. Salió a hombros Galdós cortando oreja y oreja en su despedida de novillero de la Real Maestranza un día antes de ir a Madrid; Ruiz Muñoz sufrió una cornada interna por la que no pudo matar al cuarto y ovacionado salió Jesús Álvarez.


En el segundo se topó Galdós con un novillo con clase y buen ritmo en sus embestidas pero que careció de fortaleza y raza. Dejó dentro de un desigual recibo de capa dos verónicas de buen trazo y una media cadenciosa. Llegó a la muleta con la raza justa, le duró al peruano dos tandas antes de venirse a menos. Lo toreó con templanza, el novillo empujaba con clase pero sin esa entrega de embestir humillado. Largos viajaron los derechazos, el de pecho tuvo sabor. Por el izquierdo el animal tendió a quedarse corto, de aí en adelante la faena bajaría en enteros. Disposición del peruano en una faena a menos. Tras pinchazo y estocada algo trasera fue ovacionado.

Salió a matar el cuarto Galdós por el percance sufrido por su compañero. Salió el segundo de su lote -quinto de la lidia ordinaria- un novillo que rompió en la muleta. Tuvo prontitud, movilidad y exigencia en sus embestidas. Lo entendió Galdós en una faena de temple y muleta baja. Destacaron las tandas con la derecha, profundas y ligadas, por el izquierdo tuvo buena condición pero le faltó mayor entrega. Decidido y valeroso estuvo el peruano en una faena brindada a su compatriota Roca Rey. Tras una buena estocada cortó la oreja. Gran ovación para 'Exitoso' en el arrastre.

Faena de enorme temple realizada por Galdós al sexto, animal sorteado en cuarto lugar. Se fue a portagayola, lo lanceó con gusto a la verónica para luego romperse en una gran faena. Templó al enclasadísimo animal por ambos pitones en una faena de temple y mano baja. Le acrecentó las virtudes al animal el novillero peruano para que el animal rompiese. Crujió la plaza en series de toreo ligado y profundo, muletazos hasta el final. Faena importante de un novillero que pasó por Sevilla con poso de torero maduro. Mató de una buena estocada y pese a la petición de la segunda solo le fue concedida una.

Fue ovacionado en el tercero Jesús Álvarez por una faena de temple y despaciosidad ante el descastado y flojo tercero. Un animal que se empleó en el caballo pero que acusó su falta de reaza en la muleta. Porfió el novillero en una faena que no llegó a tomar vuelo. Salió en quinto lugar el que hacía sexto, otro novillo que rompió con clase y nobleza en la muleta. Estuvo templado, dejó muletazos de buen trazo, ligó los pases pero aquello no rompió. El novillo pedía distancia y perderle un paso entre cada muletazo y ahí estuvo el problema, Álvarez abusó de las tandas largas y por acortar las distancias, le exigió una barbaridad en vez de ir ayudando a un novillo no sobrado de raza, aun así el animal la tomo con clase por ambos pitones. Tras pinchazo y estocada fue silenciado.

Tuvo ante sí Ruíz Muñoz un primer novillo mansito pero con nobleza y buen son. Las verónicas de recibo resultaron desiguales. Empujó con nobleza al peto y galopó con franqueza a los capotes, realizando un quite por chicuelinas Galdós. En la muleta novillo y novillero no se entendieron en una faena monótona y plana. El de Cortijo de la Sierra tuvo la virtud de la movilidad y la nobleza, pero sus embestidas resultaron desiguales por su justeza de fuerzas. Se vio a un novillero decidido pero dubitativo, con demasiadas precauciones. Hubo algún muletazo suelto de buen corte dentro de una faena como dijimos antes plana y desigual. Cuando toreaba en los medios recibió una fea voltereta. Se alargó en la suerte suprema y fue silenciado tras sonar un aviso.


FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Novillada con picadores de abono. Menos de media plaza.

Novillos de Rocío de la Cámara.

José Ruiz Muñoz, silencio y herido.

Joaquín Galdós, ovación, oreja y oreja.

Jesús Álvarez, ovación y silencio.


INCIDENCIAS: El novillero José Ruiz Muñoz fue herido por el primer novillo de Rocío de la Cámara esta tarde en Sevilla. No pudo continuar la lidia, haciéndose cargo el peruano Joaquín Galdós. El parte médico oficial narraba lo siguiente:

Herida por asta de toro en cara interna del muslo izquierdo tercio superior con una trayectoria de 15 centímetros en sentido caudal que afecta planos superficiales, lesionando aponeurosis muscular. Le impide continuar la lidia. Pronóstico: Menos grave. Firmado: Dr. Octavio Mulet Zayas

FOTOGALERÍA: ARJONA

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.