CabeceraLaDivisa
Espero volver porque todavía está pendiente esa faena mía grande en Madrid

Enrique Ponce: " Lo importante como he sentido el torero y como he podido torear y sentir los olés secos de Madrid que es una maravilla.”

|



Ponce afirmaba tras la faena de su primero: "La última vez que vine tuve muy buenas sensaciones. He tratado de torear lo más despacito que podía. El toro tenía el defecto que no humillaba mucho y se metía por dentro. Tenías que marcarle muy bien. Luego tratar de reducirle la embestida que yo creo que ha sido lo más bonito de la faena. Cuando me ha abandonado y he reducido esa embestida muy acariciado y acompañado. Me he sentido mucho y he estado muy a gusto. Una pena que con la segunda estocada no hubiera caído el toro. Por el lado izquierdo el toro reponía mucho, acusaba mucho. Era tan grande que a poquito que se acostara te arrodillaba con el cuerpo. Lo importante como he sentido el torero y como he podido torear y sentir los olés secos de Madrid que es una maravilla.”





Enrique Ponce concluía su tarde diciendo: "El conjunto de la tarde ha estado bien. En el primero ha habido sabor y un soniquete. Y en este la voluntad de si le podía meter. Es una pena porque si hubiera ayudado un poquito, hubiera sido una faena importante. He estado a punto de meterlo y yo sentía que en cualquier momento me regalaba tres o cuatro embestidas que hubieran transmitido mucho pero era imposible. Por momentos no perdía la esperanza pero es que no pasaba, se quedaba siempre a mitad de pecho. Yo creo que la gente ha visto la disposición con el toro que no tenía ni un paso. Le he matado muy bien, he pasado bien por el pitón. Ha tardado en caer porque son toros muy hondos con mucha caja y, a veces, les cuesta morir. En conjunto me voy contento pero una pena porque estaba la tarde para que un toro hubiera embestido bien. A estas alturas tampoco me puedo quejar de cómo me ha respetado Madrid, de cómo me he sentido sobretodo en el primer momento que ha habido momentos con muchos sentimientos, de torear con las yemas de los dedos, de torear con el alma y de poder sentir la afición de Madrid. En ese sentido me tengo que ir contento, me hubiera gustado más pero no podemos quejarnos. Espero volver porque todavía está pendiente esa faena mía grande en Madrid”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.