CabeceraLaDivisa
Verdad que “pudieron" con Castella; pero a Talavante, grande y engrandecido, le tocaron los “pelés” para sacar el fondo de figura hecha que atesora. Importante el extremeño.

El petardo ¡pum! explotó en sus manos

|

EN CORTO Y POR DERECHO (PJC)


El petardo ¡pum! explotó en sus manos


“La ilustración” quería reverdecer laureles, habida cuenta que ya nadie les echa cuentas. El ¡pum, petardo! de diseño lo habían cargado desde la mañana al saber del remiendo del encierro de Cuvillo. 


Una excusa para empezar la declaración de “guerra” que no tenía otro objetivo que ser ellos la Inquisición que desmontara la tauromaquia hereje de un recién llegado a la “tierra prometida” de futura figura del toreo seguido y cantado por ajenos a ellos. 


Roca Rey desplegando toda su desnudez taurómaca, propia de un torero con meses de alternativa, basada en un jugarse la vida sin cuento, sinceramente, fue suficiente para que en tiempos de tristeza y frustración general el personal se diera un "jartón" de felicidad y engullera los prejuicios maliciosos de “la ilustración”. 

Verdad que “pudieron con Castella; pero a Talavante, grande y engrandecido, le tocaron los “pelés” para sacar el fondo de figura hecha que atesora. Importante el extremeño.


A las 9 de la noche Roca Rey como si llevara un rabo en la mano, y unos cuantos con el rabo entre las piernas.


ÚLTIMOS “BREVES” DE LA FERIA....click en relacionados

Laureles al vaquero desconocido
Relevo en “el 7”
"No-vi-lla-da"

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.