CabeceraLaDivisa
El Pana, entre la vida y la muerte, merece todo el respeto y apoyo de los aficionados como Padilla, David Mora o Fortes lo recibieron

Lunes de Resaca: Tú puedes, Pana

|

JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO


Rodolfo puede salir de ésta. El pasado domingo un toro le arrebató las pocas fuerzas que le quedaban como torero, pero seguro que podemos recuperar al hombre porque a éste lo necesita la Fiesta. Apuntan diagnósticos duros los compañeros periodistas mexicanos después de que, tras el percance en Lerdo, continúe en estado de gravedad y en coma inducido para evitar algún tipo de estrés, mediante una cánula para hacerle llegar los medicamentos.


¿El percance? El de Nimeño II. Y esperemos que salga y no se compliquen las cosas. Hoy se le realizó otra resonancia magnética para estar al pendiente de que no suceda un “shock medular” donde se comprometan más sus signos vitales. Y creo que, ahora, no es momento para recriminarle nada a El Pana. Nadie por qué ni qué ha pasado por su cabeza para encontrar en el toreo el único alivio a la vida. Es momento de apoyarlo sin tapujos y, luego, ya se verá.


El Pana, entre la vida y la muerte, merece todo el respeto y apoyo de los aficionados como Padilla, David Mora o Fortes lo recibieron. Todavía te recuerdo, Pana, levantando a Cuenca entera con un par de calafia. Dentro de muy poco, Rodolfo, estás escuchando en una cantina a Vicente Fernández antes de acudir a los toros


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.