CabeceraLaDivisa

Carmena esputa

|

“Las brujas de Zugarramurdi”. Carmena esputa




A partir del próximo viernes Madrid va a ser centro de atención mundial con su marca “San Isidro”. Comienza la feria taurina que pone a casi todos de acuerdo con su impacto cultural, artístico, social, económico y animal. Porque la feria madrileña es un expositor universal de un animal no doméstico (ni domesticado) único en belleza y expresión como consecuencia de su cuidada selección y su preferente trato para que ,al menos, durante 3 o 4 años viva como “El Fumi” (el personaje de José Mota) : “A mesa puesta puesta y a cuerpo rey”.

Sin pasar en su más tierna infancia por mataderos de tiro en la nuca, y en serie.



Su muerte en la Plaza de toros de Las Ventas no sólo es consecuencia de su raza única por la que pervive y se multiplica, antes que extinguirse, sino la razón de ser, nacer, vivir y morir, como cualquier mortal en su ciclo natural que es mayor en cantidad y , por supuesto en calidad de vida.


Pero morir con algo más que dignidad, morir con protagonismo y con derechos de defender su territorio, incluso de matar. Un animal, censado como cualquier mortal, con DNI y ADN particular que lee dan una relevancia única en el reino animal y cuyo nombre y recuerdo muchos son parte importante de la historia del Arte de la Tauromaquia.


Carmena y los carmenitas, “Las Brujas de Zugarramurdi”, están utilizando en internet y RR.SS. todo un manual de tretas, martingalas y otras artes del juego más guarro que uno se puede imaginar para atacar a los toros; no escribo la Fiesta ni la Tauromaquia, que también, atacan a los toros como animales, paradójicamente, en su “Capital animal” con sus soflamas arrancando “flemas –de odio- y arrojándolas por sus bocas”



Esputa “la madame y las demoiselles”(portacoz y edila de incultura, respectivamente) que por política entienden justificar la existencia de bandas terroristas para luego hacer, pret a porter, hombres de paz a pistoleros y por cultura asaltar capillas universitarias o promover títeres y titiriteros tan abyectos como repugnantes y vomitivos.


¡Ah! Carmena esputa y Carmona hace la mona.



Vamos como los gitanitos de la pianola, acordeón y pandereta pasando el guante en la explanada de Las Ventas pasadas las 9 de la noche a los acordes de “Que viva España”.





Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.