CabeceraLaDivisa
El sevillano desorejó al buen cuarto mientras el vasco cortaba una oreja de cada uno de sus ejemplares de Soto de la Fuente

PUERTOLLANO.- El Cid y Fandiño abren la puerta grande con dos orejas

|


PUERTOLLANO.- El Cid y Fandiño abren la puerta grande con dos orejas



El sevillano desorejó al buen cuarto mientras el vasco cortaba una oreja de cada uno de sus ejemplares de Soto de la Fuente



IGNACIO RUBIO


Con numerosos actos antitaurinos, manifestaciones promovidas por los políticos de Podemos e IU y un ambiente de amenaza a quien acudiera a los toros arrancó el paseíllo en Puertollano, con un encierro de Soto de la Fuente para El Cid, Fandiño y Daniel Luque.

El Cid recogió una ovación tras una faena aseada no rubricada a espadas tras pinchar y estocada y dos golpes de verduguillo. El de Soto de la Fuente blandeó tras el encuentro con la puya, perdió las manos y lo acusó toda la faena. El Cid lo intentó por ambos pitones, cuidándolo mucho y casi al final conseguir series ligadas arrancando la música. Se lució el de Salteras y, una vez más, la espada lo dejó sin premio.

Faena de calado del torero de Orduña al segundo. Bien a la verónica ante un animal de mucha presencia al que lanceó con mucho gusto y remató con media primorosa. Su faena de más a menos, mejor el los redondos, los de pecho de perfecto ejecución. Dos series al natural bajando mucho los engaños, se adornó el torero y remató con estocada pelin caída pero efectiva para recibir justo premio de oreja.

Daniel Luque tuvo que cortar por lo sano ante el inválido animal tercero, que dio con sus huesos en la arena en tres ocasiones, originando multitud de protestas por la invalidez total. Estocada para el torero de Gerena, que se fue a su barrera muy fastidiado recogió los aplausos.

El inválido cuarto no tuvo espíritu ni para volver a los corrales, por lo que fue apuntillado en el mismo ruedo. Dos orejas de peso del torero de Salteras con el sobrero, al que le ganó la partida a base mucho exponer y raza. Las series no serían inmaculadas, pero sí llenas de verdad ante unos aficionados derrumbados oír la flojedad de la corrida. El Cid toreó a derechas y a zurdas sin enmendarse y jugándosela ante un animal de embestida incierta. Se adornó, abaniqueó y desplantó ante la cara, y la estocada arriba fue para dos orejas con mucha fuerza.

Oreja para Fandiño del quinto, un toro grande lleno de nobleza y falto de raza. Fandiño le dio la medicina suficiente en el centro del platillo, en redondo y con largos muletazos bien rematados por bajo. Al natural hubo también acople suficiente para lucir su gusto el torero afincado en Guadalajara. La estocada fue suficiente para ALBERGAR méritos para salir en hombros.

Con el sexto emborronó Luque una gran faena, presidida por su afán de triunfo y por el toreo de reposo que le faltó con la espada para marrar en tres ocasiones, con una que hizo guardia.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Puertollano (Ciudad Real). Corrida de toros, menos de media entrada.

Toros de SOTO DE LA FUENTE.

El Cid: ovación y dos orejas.

Iván Fandiño: oreja y oreja.

Daniel Luque: palmas y ovación.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.