CabeceraLaDivisa

Psicofonías de Romero, Paquiro, El Guerra...

|

Mi historia de hoy, como será cada lunes, tiene que ver con el planeta de los toros. Hoy, y durante toda la temporada taurina, este paseíllo de los lunes será torero. Y que quieren que les cuente, pues miren interioridades que desembocan en conclusiones poco optimistas de cara al futuro, si no de la Fiesta, si de su cobertura informativa. 


Hoy nos parecía era noticia, con tratamiento de entrevista de arranque, Cayetano y su reaparición, el mes que viene en Jerez. No ha podido ser. Al parecer hacer promoción le distrae. ¡Con dos cojones!


La empresa de Sevilla que tiene una bonita ocasión tras la revitalización de la feria que le ha dado el triunfo de Espartaco el Domingo de Resurrección y que se vio reflejado en la excelente entrada de la novillada previa a la feria, de ayer, sigue en la cámara por “la caló” desperdiciando una coyuntura mollar para recuperar credibilidad y algo del sitio perdido en el concierto taurino.


Pasó con Fandiño, tras el Domingo de Ramos. En su momento este episodio ya ocupó una “mi historia” entera de aquel lunes.


El extinto G-5, ahora son 4, se guarece en servicios de prensa como cortafuegos en aras de la ley del silencio. Estos, los llamados jefes de comunicación, tienen como misión la incomunicación del artista, hombre público. Pretenden erigirse en portavoces, con resultado de portacoces. 


Luego pasa lo que pasa. Los 4G de una tacada en Málaga, un sábado con la capital de la Costa del Sol desbordada de público tienen que parir un “no hay billetes” con cesárea de regalo de entradas y retirar el sobrante en taquilla, no se sabe por parte de quien, para una vez iniciado el festejo poner el cartelitio, pero de ojana. 


En Brihuega faltaron 1.000 localidades por vender. Ahora la culpa es, al parecer, de la lluvia anunciada por internet.

Mientras tanto Espartaco revienta Sevilla y El Soro provoca el único lleno real de Fallas. Espartaco y El Soro vendieron su producto antes de autos y sus sensaciones después. De esa generación todavía nos queda Ponce. Con estos mimbres tienes que hacer un cesto radiofónico o cubrir una sección en la prensa escrita o las revistas especializadas.


La situación se hace harto antipática y prolija si no quieres tirar la toalla. Más temprano que tarde habrá que recurrir a figuras y figurones retirados, siempre solícitos y atentos con los medios –que lástima que no hayan trasmitido esa cultura a los de hoy- para que con su análisis y su perspectiva de toreros grandes hablen, por boca de ellos, sobre la actualidad taurina y de paso por boca de terceros interpretando la sensaciones de los muditos actuales.


Y si esto no se acaba, los toros, me refiero, por ley de vida habrá que recurrir a las psicofonías para que la actualidad la protagonicen Pedro Romero, Paquiro, El Guerra, Frascuelo, Machaquito, Lagartijo, Gallito, Belmonte, Manolete….etc.

¡No solo es una idea! Es que visto en taquilla lo que interesan las figuras de hoy, puede hasta subir la audiencia, incluso conseguir un Ondas,….que digo un Ondas…un Grammy.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.