CabeceraLaDivisa

Día de la mujer entre los hombres de izquierda

|

Mi historia de hoy va de mujeres abundando que este domingo, 8 de marzo, se celebró su día internacional.


La historia va de mujeres de predicar y dar trigo.


Dar trigo en vez de tanta prédica.


Lo ha hecho, sin presumir de nada, el PP, como si e un homenaje, a la mujer, se tratara unas horas antes de conmemorar su día mundial. Al ticket electoral de Madrid, se une, ante las elecciones de mayo, otras 5 candidatas, que junto a las previsibles, cuando se produzcan los comicios, de País Vasco y Cataluña supone que la derecha está comandada por 8 mujeres en la distribución regional de 17 Comunidades Autónomas. El 47%. La izquierda no puede, aunque lo intenta con lemas y eslogánenes, decir lo mismo; ni con mucho: Además de Andalucía, 3 de 14 Baleares (si es que no se amanceba con Podemos), Cantabria y Navarra. Más se supone que País Vasco. 5 sobre 17. El 29% a pesar de la cuota. En otras formaciones la mujer en estas circunstancias es un oasis, testimonial, como esos mismos partidos, incluidos los emergentes.

Igualmente va a ocurrir con los populares en más de 25 ayuntamientos correspondientes a las ciudades más importantes, entre ellas: Madrid, Valencia, Palma, Vigo, San Sebastián, Sta. Cruz de Tenerife, etc.


Pero esto no es de ahora. Con la mitad de legislaturas que el PSOE ( 3 por 6) el PP ha colocado una presidenta del Congreso y una presidenta del Senado.


En cuanto a política interna, en democracia, es la primera vez que una mujer es Secretaria General: Dolores Cospedal. Hablamos de grandes partidos donde la izquierda dobla, triplica, y cuadruplica con Podemos, en formaciones al PP.


Me valdría Micaela Navarro, actual presidenta del PSOE, si no fuera por el efecto rebote, como Susana Díaz, sustituyendo al invitado a desertar Pepe Griñán. Me valdría, repito si no fuera porque dicho cargo es más honorífico que ejecutivo. Puramente protocolario, un retiro dorado dentro del Partido. La prueba del algodón ¿Cuánta gente la conoce?


La cruel realidad para las milongas progresistas es que todo esto son datos, no opinión. Que también se expone.


La puesta en justo valor de la mujer por parte de los populares lo hacen sin atenerse a la demagogia de las cuotas que solo han servido para ir sembrando de cadáveres femeninos a las huestes de los autoproclamados ayatolas del feminismo y la igualdad con tal descaro demagógico que de tanto repetir la falacia hasta ellos mismos se lo creen. Y lo peor consiguen confundir a gran parte ingenua de la sociedad.


La cotidianeidad nos dicta, en todos los ámbitos, que el peor enemigo de la mujer, suele ser otra mujer, o la izquierda al valorarla discriminadamente en un porcentaje; un impostor progresismo en tal materia que se ve desbordado por la realidad de los datos de los, llamados conservadores, quizá por conservar el buen gusto de valorar a la mujer por su contexto y no por su texto de sexo.


Por la mayor vejación para la mujer es la milonga del talante porcentual en el que pierde su condición de igual incluso su femineidad original y biológica: sustituir el “por talento” por el “por cojones”….


Naturalmente de hombrecitos…y otras féminas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.