El ratón de Susanita

|

Mi historia de hoy es de repugnancia ante la poca vergüenza y la cara dura en explotar la desgracia ajena.


¿Qué coño tiene que pasar en este país para que Rajoy salga de Moncloa y esté con estos vecinos?", se ha preguntado Pedro Sánchez en su visita a Pradilla de Ebro tras las inundaciones de estos días.


Sánchez, además de cara de cemento, ha evidenciado su condición de advenedizo en el mejor de los casos al ignorar que las inundaciones se podrían haber evitado con el Plan Hidrológico Nacional que se cargó la lumbrera que le precedió con lo cual se acentúa más su descrédito como hijo del zapaterismo, cuando éste ha abdicado en favor de la bastardía de Podemos.


El Plan Hidrológico Nacional, en el que Europa soportaba gran parte de su financiación por entender era infraestructura necesaria, no sólo para el levante español, sino también su derivada a través del Ródano, hubiera aliviado los imprevistos de exceso de cauce, no hubiese desperdiciado hectómetros cúbicos ociosos vertidos al mediterráneo, hubiera supuesto un balón de oxígeno a la progresión agro industrial de Valencia, Murcia, Almería etc. Ayudando a equilibrar el desgaste de los castellanos manchegos con el trasvase Tajo Segura solidario con la sequía mediterránea….al límite de la asfixia propia.


Pero fue la primera ocurrencia de Zapatero en cuanto pisó moqueta tras el 11M: anular el PHN, donde echó por delante a una pobre mujer que iba para cargos de alto copete y hoy es un juguete roto. Uno más.


La alternativa, en la que la señora Narbona, dio pruebas de su incompetencia, eran las desalinizadoras, que costaron un huevo y la mitad del otro, sin que a día de hoy se hayan batido yemas ni claras por o no terminadas, o no construidas, o no operativas.


Sánchez ha debido de pensar que jugar con la miseria producida por las inundaciones de los ciudadanos aragoneses podría ser la segunda edición del Prestige, sin tener en cuenta que aquello tuvo inspiración rubalcabiana y la complicidad de todos sus pesebreros mediáticos.


No se puede clarear más la condición de pobre hombre cuando se abusa del estado emocional de una gente que lo ha perdido todo por culpa de la naturaleza, primero, pero por la demagogia de abortar el PHN y , ojo que no pase desapercibido, por guiños continuos de esta izquierda meliflua a un ecologismo que, contraria a dragar y limpiar los ríos, como exterminar depredadores, mediante la caza, letales para la agricultura, y de eso aquí en la región sabemos algo, antepone indiscriminadamente la flora y fauna, el pececito –barbo, lucio, o trucha- el conejo, la liebre, la amapola o la flor de los por encima de la agricultura como modus vivendi, la seguridad ante inundaciones y plagas , en definitiva el bienestar de los ciudadanos.


Desde que se produjeron las riadas el gobierno ha estado a pie de obra. El Ministro de Interior observó los destrozos in situ y anunció medidas extraordinarias de carácter paliativo. Hoy ha sido la ministra de Agricultura.


El precedente del Prestige, donde toda la gente de bien quedó satisfecha por la diligencia en indemnizar y reconstruir la catástrofe es un aval que, dentro de la desgracia, da cierta tranquilidad. Al contrario de lo ocurrido con el Mar Egeo en el año 1992 en que las indemnizaciones tardaron 10 años en llegar. lo que va de Felipe a Aznar, ese es el pequeño matiz. Y no es opinión, es un dato.


"¿Qué coño tiene que pasar en este país para que Rajoy salga de Moncloa y esté con estos vecinos?", textual, ha dicho la criatura en Aragón; el ratón de “Susanita” de los payasos de la tele.


Niño, mal educado, acomplejado, quítate el “coño” de la boca, que se te nota mucho que se te ha llenado de pelos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.