Julián López, El Juli: "Me siento plenamente reconocido en el toreo: por el público y compañeros"

|

Julián López, El Juli: "Me siento plenamente reconocido en el toreo: por el público y compañeros"

Cuando más reflejo cómo soy como persona es delante de un toro, ahí tienes que expresar lo que sientes", explicó Julián López, El Juli en directo en La Divisa. La máxima figura del toreo habló de su paso por Fallas donde abrió la Puerta Grande en sus dos paseíllos. Un repaso a su tauromaquia y a la situación del toreo actual. Tuvo palabras para sus compañeros: "Morante es el mejor capotero de la historia", aseguró.

Pedro Javier Cáceres.- La feria de Fallas ha sido un lujo, una fartá de toros embistiendo, de toreros comprometidos, han estado todos bien pero ha habido una apisonadora. Triunfador absoluto dentro de una feria tremendamente competitiva. Julián López El Juli, buenas tardes torero.


El Juli.- Hola, buenas tardes.


PJC.- ¡Qué apisonadora!


EJ.- Bueno, la verdad es que los toros se han dejado, para triunfar algo tienen que hacer los toros, si no, es imposible.


PJC.- En eso estoy de acuerdo, pero tenemos el concepto de "dejado" y a veces eso le quita meritos al torero. El de Victoriano del Río fue tremendamente exigente, el de Garcigrande fue bueno, pero el tercero fue otro cabroncete...


EJ.- Bueno, pero son toros que en general me han dado opciones, han tenido sus cosas pero se han podido solucionar y al final te pueden dar el triunfo. Son toros que les expones, les arriesgas y que al final tienen ese fondo de triunfo, por eso digo que he tenido suerte, los toros han exigido pero tenían fondo.


PJC.- Quizá la grandeza de una figura del toreo esta también en la generosidad con los oponentes, en este caso con los toros ¿no?


EJ.- Creo que el toro es un animal que no es perfecto, que tiene sus defectos y que hay que tocarle las teclas para sacar lo mejor de él. Si que tiene que ser ese animal que si tu le expones y haces el esfuerzo sea agradecido, que saque ese fondo de triunfo, para mí eso es la bravura. Que tú al toro le puedas pulir los defectos y luego él se entregue.


PJC.- Hablamos de 2014 pero habría que hablar de 2013, hablamos de una apisonadora, de un seguro de garantía. Tiene que ser muy extraño que un toro no embista para posibilitar ver a EL Juli. Hablamos de este 2014 Julián, Olivenza ha sido un paseo militar, Valencia otro. Lo decías el día de la magnífica presentación de tu temporada. No sé si se cumple un cambio de ciclo pero sigue la continuidad, la intensidad y el arrollar en pro del triunfo y del espectáculo.


EJ.- Es una evolución tanto dentro como fuera de la plaza. Yo soy de los que creen que hay que evolucionar y adaptarse a los tiempos modernos y creo que precisamente por el esfuerzo que estamos haciendo fuera de la plaza, llegas a ella con más motivación si cabe.


PJC.- Ha habido en tu carrera varios cambios de ciclo. Primero el torero muy bueno pero quizás muy popular, muy para el tendido, se dejaron las banderillas y hubo cambio de ciclo. Me ha parecido ver en estas tardes de Olivenza y Valencia buscar el espíritu de Murcia 2012.


EJ.- Creo que es una constante evolución del toreo. A lo mejor cuando empiezas buscas el triunfo, el contactar con la gente, conseguir cosas, ganar dinero... quieres una serie de cosas. Pero luego con la madurez vas encontrando tu propia tauromaquia, faenas como la de Murcia son las que busco como torero. Ahora soy más el torero que quiero ser y me siento más identificado porque como persona lógicamente también lo estoy.


PJC.- El poder tremendo con todos los toros va a quedar ahí, eso es innato, pero quizás ahora lo que quieres es buscar ese espíritu del que hablábamos antes.


EJ.- A mí la verdad es que lo que más me llena de mi toreo es cuando me siento, cuando me expreso artísticamente. Cada uno tenemos unos gustos y mi gusto es muy pasional y es cuando más torero me siento, cuando por dentro pasa algo diferente, cuando va más allá de la técnica. Es cuando más identificado me siento con lo que soy porque creo que cómo persona, cuando más reflejo cómo soy es delante de un toro. En la vida tienes que estar atado por muchas cosas, por educación, por vergüenza, por timidez... pero cuando estás delante de un toro, puedes expresar lo que sientes y cuando más expreso cómo soy yo, es delante del toro.


PJC.- Todo eso empieza por el capote. Cuando un torero como tu es la figura de esta época tienes que ser completo, pero la depuración de sentirte con el capote quizá tiene que ver con el comienzo de una nueva etapa. Dentro de la continuidad de una solidez como figura.


EJ.- El toro evoluciona porque el toreo está evolucionando, es una continuidad constante. Yo toreo de salón con el capote y me gustaría torear igual en la plaza. Soy de los que creo que se puede conseguir y hay momentos en los que se están consiguiendo. Con el paso de los años creo que se verán cosas que hace años eran impensables.


PJC.- Lo que ofrecisteis en el tercer toro de la tarde el miércoles fue un espectáculo.


EJ.- Sí. A mí por ejemplo ver lo de Morante con el capote me parece increíble, hace años me parecía imposible y ha habido muchos toreros que han pasado a la historia por torear con el capote estupendamente, pero con todos mis respetos José Antonio con el capote es insuperable.


PJC.- Fantástico, le replicas por su palo, que es el lance a la verónica, y luego el replica con tafalleras, que se supone que son suertes menores pero que en ese tipo, son suertes sublimes.


EJ.- Efectivamente, fue muy bonito. Para mí es un trago replicar a Morante por verónicas. Lo digo y lo reconozco, para mí es el mejor capotero de la historia y fue un atrevimiento que me salió y lo sentí así. No tenemos la misma identidad pero fue bonito, fue intenso y marqué mi forma de torear, que también es diferente.


PJC.- Estamos hablando de la primera figura del escalafón actual. Ya le tocaste los costados a tu amigo en un toro difícil como fue el segundo que al final no sirvió.


EJ.- Con el capote lo vi factible, la verdad es que cuando llegas a una plaza como Valencia y las temporadas son más reducidas tienes ganas de hacer cosas. Sabes que es hoy u hoy, eso es muy importante, es una de las cosas que con el paso del tiempo he aprendido a valorar. Cuando se torea menos se acrecienta la intensidad.


PJC.- Fíjate que no se vendió como un mano a mano, fue una fartá, corrida monstruo, pero que al final se convirtió en un mano, un preludio del que va a suceder en Málaga. En esto del toro, cuando se tiene ambición en la plaza no hay amigos.


EJ.- En la plaza no hay amigos, lo de Málaga es un día muy especial, un Domingo de Resurrección distinto y yo consideraba que debía de torear el Domingo de Resurrección, tenía que dar es opción al aficionado de poder vernos y qué mejor plaza que Málaga, que es de primera, en un mano a mano y con José Antonio. Es un cartel especial y ahora centra todas mis ilusiones.


PJC.- Estamos viendo con qué agallas se jugó la vida Ponce en ese toro, hemos visto a un Finito que hasta los compañeros disfrutaríais, y con 24 ó 25 años de alternativa. Tú en otras circunstancias serias con 15 un torero viejo, veterano...


EJ.- ¡Y lo soy! Ten en cuenta que por encima de mí en edad hay poco toreros, en Madrid voy a abrir plaza las dos tardes. Me considero veterano pero no es una cosa negativa, al revés, me siento orgulloso.


PJC.- Por eso te digo, con estos cambios de ciclo que tú te propones, es decir, estamos a la mitad de tu carrera.


EJ.- (Risas) Bueno, estamos viviendo el presente, eso solo el toro lo puede decidir. Estoy disfrutando y sintiendo mucho el presente, el destino dirá.


PJC.- Lo comente el año pasado, será para el año que viene que cumple 15 años de alternativa, nunca tengo suerte con estas cosas. Con el temporadón que hiciste el año pasado, 15 años de alternativa, trayectoria, carrera... reivindicar el premio de las bellas artes. Estoy encantado de que se lo hayan dado a Victorino, pero hay muchos años que se ha dado ex aequo. Parece que en ese aspecto todavía te niegan el pan y la sal con una trayectoria tremenda.


EJ.- No sé, serán cosas circunstanciales. Me siento plenamente reconocido en el toreo, por mis compañeros, por los profesionales, por el público me siento querido. Ahora con todos los defectos, creo que me siento identificado con lo que se refleja de mí.


PJC.- Vas a Puebla en México, ¿no?


EJ.- Sí, iremos algo a México, a Aguascalientes, está por cerrar pero es una plaza importante y tengo ilusión por ir.


PJC.- Te agradezco mucho tu intervención en el programa como triunfador de Valencia. Gracias Julián. Un abrazo.


EJ.- Gracias, un abrazo.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.