CabeceraLaDivisa

Entrevista con José Miguel Arroyo

|

Entrevista con José Miguel Arroyo

A continuación reproducimos la entrevista que Pedro Javier Cáceres realizó a José Miguel Arroyo, Joselito, para conocer los motivos que le han llevado a volver por un día de luces. El maestro lo explica.


PJC.- ¿Qué mejor causa que ilusionar a los aficionados? Pues mire por donde, José Miguel Arroyo, Joselito lo hace de luces y por una buena causa, que le podamos disfrutar una serie de aficionados que vayamos a Istres. José Miguel Arroyo, Joselito, buenas tardes.


Joselito.- Hola buenas tardes.


¿Qué mejor causa que la de satisfacer al aficionado, no?


Está claro.


Hace poco hablábamos de la Escuela Taurina de Madrid y te planteaba un deseo. Era más un deseo mío que una realidad, el volver a los ruedos. Me decías que era imposible. Ha sido una ilusión el ver que al menos hay una oportunidad.


Una, una hay.


¿Y a partir de ahí?


No, nada más. Bueno, ya no te lo vas a creer porque como te mentí el otro día... (Risas)


No ¡yo no lo veo como una mentira! La vida son circunstancias. Tu tenias una ilusión que te manifestó Morante de la Puebla y otra cosa, tu eres torero y te morirás siendo torero.


Lógicamente, eso está más claro que el agua. Me vista de luces o no, con cualquier vestimenta torero soy.


Aquí te voy a plantear otra cosa. Tanto tú como Espartaco habéis sido dos figurones del toreo. Habéis tenido la gloria en las manos. ¿Puede darse la circunstancia de que en unos años algunas figuras de tu generación vuelvan como ocurrió en su día con Antoñete y Manolo Vázquez?


Pues no lo sé, no me veo ahí. Que los haya o no, a lo mejor, pero yo no es una cuestión que me plantee yo. Solo me planteo el 15 de junio y c´est fini, como dicen en Francia.


Supongo que con todas las consecuencias, ¿Te harás vestido nuevo, no?


No, no. Me pondré uno de los de antes. Así noto la diferencia, si me hago uno nuevo no sé si he engordado o no. (Risas)


¿Y te sirven?


Pues aun no me los he puesto. Cuando me puse el de corto para torear en Moralzarzal me entró pero en una de éstas para coger aire saltó el botón que casi rompe el cristal que estaba en frente. Queda tiempo y como diría un amigo mío que en paz descanse, me voy a escofinar un poquito y a ver si me queda bien.


El otro día se lo pregunté a Jesulín, que tuve una conversación con él y me reí un montón. Ya no sé si como Antoñete y Manolo, pero, ¿no sería bueno que toreros como tú estuvierais para dos o tres eventos al año y seguir en la reserva de una tauromaquia viva?


Pues no lo sé... eso habrá que preguntárselo a cada uno. Yo dos o tres no, yo una, una y una. Una este año, los demás ninguna! Esto ha surgido el año pasado en Istres que José Antonio mató una corrida mía, se sintió muy a gusto y estuvimos cenando los dos juntos. Empezamos a hablar y a mí me pareció una idea descabellada al principio pero luego lo pensé, seguí hablando con José Antonio y fíjate, aquí estoy.


Sabes que vas a mover mucha gente...


Bueno, eso está muy bien. Afortunadamente tengo la suerte de que la gente me quiere. Para un artista, como me considero yo, lo más bonito es ser vendedor de ilusiones. Ojalá que en la plaza también ocurra algo que les pueda ilusionar y disfruten con eso. Yo siempre digo que los artistas somos creadores de ilusiones así que mi responsabilidad es esa, a veces sale bien y otras no, pero siempre crear ilusiones y ver algo nuevo.


¿Qué vas a matar?


Domingo Hernández.


Fíjate, y la tuya Ponce, que va a ser nuevo en esta plaza después de 25 años.


Será de las pocas que le quedan por pisar, yo creo que ha estado en todos los sitios.


Esa anécdota me pasó a mí un día que fui a televisar a Segovia. Antoñete, Juli y Ponce. Antoñete, en el año 97 o por ahí, nuevo en esta plaza. (Risas)


Bueno, ¡yo también me presento en Istres!


¡No me digas!


Sí. He estado de ganadero, pero como torero nunca.


Maestro, ¿la escuela bien, no?


Muy bien. Es impresionante ver cómo ha cambiado la actitud de los chavales en menos de un mes. La filosofía es otra, ni mejor ni peor, es otra. Ojalá tengamos suerte y podamos sacar gente con interés.


José, que haya mucha suerte ese día una vez al año no hace daño. ¡Debería ser norma que os vistierais una vez al año!


(Risas) Lo tomaré en cuenta...


Gracias José.


Gracias, buenas tardes.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.