A las cinco de la tarde

|

A las cinco de la tarde

La historia de la plaza de toros de Manzanares está ligada a la trayectoria de Ignacio Sánchez Mejías.


Allí, el 11 de agosto de 1934 Sánchez Mejías sustituyó a Domingo Ortega. El toro de nombre Granadino, pequeño, manso y astifino le dio una gran cornada en el muslo derecho al iniciar la faena de muleta sentado en el estribo. Se le trasladó a Madrid pero al no haber sido intervenido antes murió en la mañana del día 13 de agosto.


Conocida es la elegía de Federico García Lorca, Llanto por Ignacio Sánchez Mejías a quien Enrique Morente puso voz.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.