Juanito y Carlos Domínguez, a hombros en la novillada matinal de Olivenza

|


D1OBpJfX0AAEFO



SANTIAGO ROMÁN


Llegaba, en la mañana de este sábado, la novillada picada del abono en la plaza de toros de Olivenza. Hacían el paseíllo Juanito, Diego San Román y Carlos Domínguez, que debutaba con caballos. Se lidiaban novillos de Carriquiri, José Luis Iniesta, El Freixo, Alejandro Talavante, Vistalegre y San Pelayo.


Comenzó Juanito lanceando a la verónica a compás abierto con "Corchito" del hierro de Carriquiri. Se castigó poco en varas e hizo quite por gaoneras. Juanito intentó justificarse, tanto que rozó las volteretas varias veces. Finalizó por bernardinas y lo pasaportó a la tercera y descabello tras aviso.


San Román recibió al segundo de San Pelayo llevándolo a los medios por verónicas. "Culebrito" apenas se movió para recibir la puya. Por tafalleras realizó el quite. Inició las series de muleta citando de lejos al natural. Enseguida hizo el novillo más por San Román que por el percal. La nula condición del astado fue compensada por la actitud y voluntariedad de quien es un novillero. Sus ganas alargaron la faena sacando todo, que no era mucho, de su oponente y escuchó un aviso. Fue aplaudida su labor.


Con "Inquemable" del hierro de Talavante, colorado bragado, n 59 de 460 kg, debutó el pacense Carlos Domínguez al que le instrumentó dos largas cambiadas, llevándose un buen susto al ser cogido. Quitó a base de un ramillete de chicuelinas y la media. Se obligó a "El Fini" a saludar tras protagonizar un gran tercio. Brindó a sus maestros de la escuela taurina de la Diputación de Badajoz. Mostró todas sus cartas al citarlo rodilla en tierra desde los medios pasándoselo por la espalda. Entendió al novillo por ambos pitones, llevándolo con despaciosidad y aprovechando el recorrido que tenía. El de Talavante acudía a los engaños con nobleza permitiendo que Domínguez cuajara una labor de mérito. Con bernardinas lo terminó de exprimir. Sin suerte acero en manos. El presidente le ninguneó literalmente la oreja, con lo que se quedó en vuelta al ruedo.


Al tercio se fue a recibir Juanito a "Regio", el cuarto, con el capote a la espalda. Varios pases cambiados por la espalda fue el inicio muleteril. A las primeras de cambio el del Freixo sacó su mansedumbre buscando las tablas. Fue cogido al entrar a matar, no soltando la espada en ningún momento. Eso propició que obtuviera dos orejas.

"Zorrero" de José Luís Iniesta el que hizo quinto y siendo recibido por un acelerado San Román. Empujó en el caballo llevándose un largo castigo. Quitó por gaoneras. Cabeceo y enganchones constantes fue el denominador común, sucediéndose los pases entre el tedio y algunas protestas del público que terminó pidiendo que San Román abreviara. Lo finiquitó de un deslucido espadazo y varios descabellos.


A los sones del himno de Olivenza, como es preceptivo, salió el último, de la ganadería de Vistalegre. Poca fuerza presagiaba que iba a tener y menos humillación tuvo en el quite por verónicas. Se desmonteró Miguelin Murillo tras parear. De nuevo muy dispuesto, tranquilo y seguro se mostró Domínguez que debió bajar más la mano. No obstante sacó algún estimable pase a pesar de la poca colaboración del novillo. No quiso irse de vacío lo que propició que alargara su labor aunque sin llegar a transmitir emoción alguna. El último cayó de una entera algo tendida. La insistencia, no poca, del público sí consiguió que el presidente diese las dos orejas esta vez.


FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Olivenza, Badajoz. Cuarta de feria. Novillada con picadores.

Novillos de Carriquiri, José Luis Iniesta, El Freixo, Alejandro Talavante, Vistalegre y San Pelayo.

Juanito, ovación y dos orejas.

Diego San Román, ovación y silencio.

Carlos Domínguez, que debutaba con caballos, vuelta al ruedo y dos orejas. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.