La épica y la sangre de Pepín. Así fue el percance.

|


F800x450 132806 184252 22




Pepín Liria dejó una épica actuación en el cuarto, en la que resultó herido. Fortísima fue la voltereta sufrida por el torero murciano, en la que fue cogido por la zona de los pechos y posteriormente herido en uno de los gemelos. Con el rostro lleno de sangre, volvió a la cara del toro para echarse de rodillas en un momento de emoción y tremenda verdad. Épica fue también la forma de entrar a matar de Pepín, en la que de nuevo fue prendido. Incomprensiblemente, el palco no concedió una segunda oreja pedida por toda la plaza.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.