Sólo Fernando Flores entre el sopor en Madrid

|


131968



MARCO A. HIERRO / FOTOGALERÍA: LUIS SÁNCHEZ-OLMEDO

Borja Álvarez, Daniel Crespo y Fernando Flores era la terna novilleril que hacía el paseíllo en la plaza de toros de Las Ventas en la tarde de este domingo. Se lidiaban novillos de de María Cascón.

El primero estaba muy bien presentado, pero cuando lo estaba sacando a los medios, se partió la mano izquierda y el joven tuvo que entrar a matar. Sin opciones.


Por inválido fue devuelto el segundo, siendo ovacionado Daniel Crespo con el bis. Fue un novillo de Encinagrande sobrero que no humillaba y no tenía raza, ni ayudó para que hubiese lucimiento. No repetía, pero propuso el joven, poniendo la muleta planchada y adelante. Enganchaba los muletazos uno a uno, quedando todo muy frío. Un susto se llevó a la hora de entrar a matar, quedando a merced del toro sin consecuencias aparentes posteriores.

Devuelto el tercero titular y el tris, el tercero tris tenía intención de embestir, de Hatoblanco. Le fallaron las fuerzas porque al principio de faena le exigió mucho Fernando Flores, ya que quería llevar la mano muy baja. No terminó de brillar su labor, principalmente por defectos de colocación. Luego se puso por la izquierda mejor colocado delante del novillo, ofreciéndole la muleta muy de verdad, pegándole una serie buena sin terminar de ser contundente. Un estoconazo tiró al novillo sin puntilla, habiendo petición de oreja no atendida por el palco, dando una vuelta al ruedo tras aviso.


El cuarto tuvo que ser devuelto, ya que no tenía fuerza. Se dejó la poca fuerza que tenía en un salto al callejón. A partir de ese momento, Borja quiso hacer algo con él, pero no tuvo opciones. Inédito el novillero.

El quinto fue el novillo más hecho de toda la novillada, tenía fuerza pero con el problema de que soltaba la cara y era deslucido, con el recorrido corto. Además, lo hacía sin ritmo, lo que dificultaba mucho el temple, por lo que no podía mandar mucho Crespo. Lo intentó de muchas formas, pero solamente dejó detalles sueltos con naturales y trincherazos aislados de calado. Solo detalles en faena larga de Crespo. Silencio tras aviso tras matar bien.


El sexto fue otro novillo de muy corto recorrido, al que le costaba mucho pasar, y lo hacía sin más. Fernando Flores anduvo con mucha actitud, siempre queriendo, dejándole la muleta siempre en la cara. Faena destemplada por los cabezazos del animal, que trompicaba bastante. Le jadearon mucho la actitud sus partidarios, estando desastroso con la espada, pinchando en varias ocasiones y teniendo que descabellar. Ovación tras aviso.


FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Las Ventas. Novillada con picadores. Menos de un cuarto de entrada. 5412 personas en los tendidos.

Novillos de María Cascón, un sobrero segundo de Encinagrande y un tercero tris de Hato Blanco.

Borja Álvarez, silencio y silencio.

Daniel Crespo, ovación y silencio tras aviso.

Fernando Flores, vuelta tras aviso y saludos tras aviso. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.